Sanguina, la naranja más rica en antioxidantes

Además de vitamina C y betacarotenos, esta versión roja del popular cítrico contiene antocianinas, cuyo consumo se ha asociado con beneficios para la salud

MadridActualizado:

Lo mejor de la naranja y de los frutos rojos. Así podríamos definir a la sanguina, un tipo de naranja menos conocida y menos dulce que sus primas, las blancas y las navel, pero que tiene una mayor riqueza en antioxidantes. Comparte con otros cítricos la fibra, la vitamina C y los betacarotenos. Lo que la distingue es el tipo de flavonoides que le aportan el peculiar color rojizo a su interior: las antocianinas.

«Están presentes en todas las frutas y verduras de colores de la gama de azul a morado y rojo. Son pigmentos que tiene un poder muy antioxidante», explica a ABC Ana Márquez, dietista-nutricionista, vocal del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía ( Codinan). Otra ventaja de las antocianinas es que el organismo las aprovecha muy bien. «En el intestino no se degradan y tienen facilidad para pasar al torrente sanguíneo. Nutricionalmente son muy rentables», asegura Márquez.

En la literatura científica encontramos varios estudios que atribuyen a esta variedad de flavonoides beneficios para la salud. Se ha asociado su consumo a un menor riesgo de disfunción eréctil, una mejor regulación de la glucosa en sangre y una disminución en el riesgo de sufrir hipertensión. (Una fruta de la que ya hemos hablado en otro artículo y es especialmente rica en antocianinas es el arándano)

Mejor entera que en zumo

No solo para la naranja sanguina, sino para todas las frutas, los dietistas-nutricionistas recomiendan tomarlas enteras y no en jugo porque, al exprimirlas, pierden fibra. «El zumo no es equivalente a una pieza de fruta», aclara Márquez. Si queremos alcanzar la recomendación de cinco al día, el zumo recién exprimido de la mañana no cuenta como una de esas raciones.

«Un zumo de naranja natural recién hecho es una bomba de vitaminas como la C y otras no tan fácilmente accesibles como la B2 y el ácido fólico, pero no es un sustituto en las raciones diarias de frutas y verduras», coincide Jesús Román, presidente del comité científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación ( Sedca).

Un consejo para que el zumo natural no pierda toda su fibra es no colarlo, puesto que la pulpa es donde se concentra esta sustancia que favorece el tránsito intestinal, entre otros beneficios. Tampoco se recomienda endulzarlo puesto que ya cuenta con su propio azúcar natural, la fructosa. «Si tomamos pan integral en el desayuno, rico en fibra, se consigue retrasar la absorción del azúcar del zumo recién exprimido», explica a ABC Jesús Román.

Respecto al mito de que pierde sus vitaminas si no se toma inmediatamente, este experto aclara que esto depende de muchos factores, como la luz y la temperatura. «Si se conserva en el frigorífico podría aguantar hasta una hora» afirma.