Representación del sistema
Representación del sistema

¿Tienes hipertensión? Averígualo con un selfie

La monitorización de la presión arterial puede algún día ser tan fácil como hacerse un selfie con el móvil

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Saber si eres un hipertenso o no en el futuro puede ser tan sencillo como hacerse un selfie en video, según una nueva investigación publicada en «Circulation: Cardiovascular Imaging». ¿Cómo? Gracias a las imágenes ópticas transdérmicas que miden la presión arterial al detectar cambios en el flujo sanguíneo en los videos faciales capturados por los teléfonos inteligentes. La luz ambiental penetra en la capa externa de la piel permitiendo que los sensores ópticos digitales en los teléfonos inteligentes visualicen y extraigan patrones de flujo sanguíneo, que los modelos de imágenes ópticas transdérmicas pueden usar para predecir la presión arterial.

La tensión arterial alta, o hipertensión, se define como una lectura superior de al menos 130 o una inferior de 80. En España, el 33% de las personas adultas tiene hipertensión arterial (HTA). Si no se trata, aumenta el riesgo de complicaciones graves, incluido el ataque cardíaco e ictus.

Para diagnosticar y controlar la afección, las pautas recientes de hipertensión recomiendan encarecidamente el control de la tensión arterial fuera del entorno hospitalario, como en el domicilio, que requiere que los pacientes usen un dispositivo portátil que registre las lecturas de la tensión arterial

«La hipertensión arterial es uno de los principales factores que contribuyen a la enfermedad cardiovascular, una de las principales causas de muerte y discapacidad en el mundo. Para controlarla y prevenirla es esencial su control regular», señala el autor principal del estudio, Kang Lee, de la Universidad de Toronto (Canadá). «Los dispositivos de medición de la presión arterial basados en el manguito, aunque son muy precisos, son aparatosos e incómodos lo que hace que las personas hipertensas no sigan las pautas de realizar múltiples mediciones cada día».

Por ello, encontrar una manera accesible y fácil de controlar la tensión arterial es importante debido a que se calcula que más de la mitad de las personas hipertensas están sin diagnosticar.

Para probar su hipótesis, los investigadores evaluaron el flujo sanguíneo de 1.328 adultos a través de videos dos minutos grabados mediante un iPhone equipado con un software de imágenes ópticas transdérmicas.

La tensión arterial alta, o hipertensión, se define como una lectura superior de al menos 130 o una inferior de 80. En España, el 33% de las personas adultas tiene hipertensión arterial (HTA).

A continuación, los investigadores compararon las mediciones de presión sistólica, diastólica y de pulso capturadas a través videos de teléfonos inteligentes con las lecturas de tensión arterial obtenidas con un dispositivo tradicional de medición continua de presión arterial basado en brazalete.

Los resultados mostraron que, de media, las imágenes ópticas transdérmicas predijeron la presión arterial sistólica con una precisión de casi el 95% y la presión arterial diastólica con presión de pulso con una precisión de casi el 96%.

Según Lee, la alta precisión de la tecnología está dentro de los estándares internacionales para dispositivos utilizados para medir la presión arterial.

Las imágenes ópticas transdérmicas predijeron la presión arterial sistólica con una precisión de casi el 95% y la presión arterial diastólica con presión de pulso con una precisión de casi el 96%.

Ahora bien, los investigadores filmaron rostros en un entorno controlado con iluminación fija, por lo que no está claro si la tecnología puede medir con precisión la presión arterial en entornos menos controlados, incluidos los hogares. Además, aunque los participantes del estudio tenían una variedad de tonos de piel, la muestra carecía de sujetos con tonos de piel extremadamente oscuros o claros. Lee y sus colegas también están buscando reducir la duración de video necesaria de 2 minutos a 30 segundos, para que la tecnología sea más fácil de usar.

«Si los estudios futuros confirman nuestros resultados y muestran que este sistema puede usarse para medir las presiones sanguíneas que son clínicamente altas o bajas, tendremos la opción de un método sin contacto y no invasivo para monitorizar las presiones sanguíneas convenientemente, tal vez en cualquier momento y en cualquier lugar», señala Lee.

La hipertensión arterial es uno de los principales factores que contribuyen a la enfermedad cardiovascular, una de las principales causas de muerte y discapacidad en el mundo. Para controlarla y prevenirla es esencial su control regular

«Este estudio muestra que el video facial puede contener información sobre la presión arterial sistólica», apunta Ramakrishna Mukkamala, en un editorial. «Si los estudios futuros confirman este resultado en pacientes hipertensos y con mediciones de cámara de video realizadas durante la vida diaria, entonces obtener información de la presión arterial con un clic podría convertirse en realidad», concluye este investigado de la Universidad Estatal de Michigan en East Lansing (EE.UU.).