Stephen Stahl
Stephen Stahl - Archivo
SALUD MENTAL

Stephen Stahl: «Hemos criminalizado la enfermedad mental»

El profesor Stephen Stahl, uno de los psiquiatras más reconocidos internacionalmente, cree que el estigma de la enfermedad mental está en muchas ocaiones relacionado con la falta de información o desinformación

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El profesor Stephen Stahl es uno de los psiquiatras más reconocidos internacionalmente. Profesor adjunto de Psiquiatría en la Universidad de California y presidente del Instituto de Educación en Neurociencias, compagina su labor de clínico, investigador y docente. Además, como divulgador ha escrito más de una docena de libros, incluido el libro de texto más vendido del campo de la psicofarmacología,'Stahl's Essential Psychopharmacology’; el manual clínico ‘Essential Psychopharmacology Prescriber's Guide’, y la novela ‘Shell Shock’, donde aborda el tema del síndrome postraumático. El pasado mes de julio participó en una jornada sobre depresión que ahondó en el viaje hacia la recuperación completa en esta enfermedad que organizó Laboratorios Servier.

En España, la Salud Mental es la gran olvidada de la asistencia sanitaria. ¿Cómo se puede hacer comprender a los gestores de su importancia en un contexto global de bienestar y salud?

Ojalá supiese la respuesta, porque no ocurre sólo en España, sino en todo el mundo. Es difícil entender la diferencia entre un problema de ánimo y enfermedad. No existe un análisis de sangre, por lo que no es algo objetivo. De hecho, los problemas mentales han sido tratados por los sacerdotes o por los chamanes, y la realidad es que el estigma ha sido tan profundo a lo largo de los siglos que está demostrado que es muy difícil hacer entender la importancia de la salud mental. Pero creo que la mejor respuesta a su pregunta es la información. La mayoría de las personas tiene estigma porque no están informados.

Los problemas mentales han sido tratados por los sacerdotes o por los chamanes, y la realidad es que el estigma ha sido tan profundo a lo largo de los siglos que está demostrado que es muy difícil hacer entender la importancia de la salud mental

Hay reconocidos profesionales de la medicina que han despreciado la psiquiatría, lo he visto a menudo a lo largo de mi carrera. Creen que es una especialidad estúpida, que no somos verdaderos médicos y que los pacientes son falsos. Y luego, ¿qué pasa si tienen un hijo con esquizofrenia o su hija se suicida? De repente, se dan cuenta de que es real. Esto ocurre porque no tenían información. Hay mucha información errónea y lo que podemos hacer es intentar ofrecer información objetiva. Llevará mucho tiempo, pero creo que ayudará.

El número de personas con trastornos mentales está creciendo en el mundo. ¿No cree que se están medicalizando problemas de la vida que no llegan a ser trastornos mentales?

Algunos de los trastornos actuales se encuentran dentro de la normalidad. Es decir, ser algo ansioso puede ser apropiado: es supervivencia. Si un tigre te está persiguiendo, deberías estar ansioso; y eso es normal. Pero cuando causa incapacidad y desorden, puede ser un trastorno mental. Ese es el problema, definir ese punto.

¿Por qué la depresión es tan difícil de curar?

Probablemente porque las personas no quieren pensar que tienen depresión y, por ello, no reciben tratamiento. Y también porque el tratamiento a veces no es el adecuado. Pero sí que hay medicamentos eficaces: la depresión puede curarse.

Hay evidencias que muestran un tercio de las personas que en tratamiento, no lo cumple; también sabemos las terapias funcionan a partir de los dos o tres meses. Pero lo más importante es que el 25% de las personas con depresión ni siquiera obtiene una prescripción, y las que sí, no siguen la terapia más de 30 días. Y, de las que llegan al mes, solo la mitad alcanzan los 60 días. Por lo tanto, ya no se trata de que la depresión sea difícil de tratar, sino de que no se trata adecuadamente. Resulta clave reconocer la enfermedad y recibir tratamiento temprano, completo y exhaustivo.

Una persona depresiva, ¿nace o se hace?

Nace y se hace. Me explico: nunca se hereda casi ninguna enfermedad mental, sino el riesgo. Dicho riesgo no es suficiente para estar enfermo, debe sumarse el estrés y circunstancias ambientales. Por esta razón, la respuesta es sí, nace, pero también se nutre de la naturaleza, que puede conducir a la enfermedad, o no.

En nuestro país tenemos una lacra con el número de mujeres asesinadas por sus parejas. ¿Qué son los celos? ¿Pueden justificar comportamientos de ese tipo?

Tengo una colega con la que he trabajado en este tema, al que denominamos “Sick Love”. ¿Es el amor enfermizo una enfermedad mental? En cierto modo sí, ya que existe una probabilidad de que un sujeto resulte un acosador, narcisista e incluso un psicópata. Normalmente, estas personas atraen a las mujeres gracias a su actitud carismática —en ocasiones son atractivos físicamente—, pero estos sujetos no están enamorados de la persona, sino del sentimiento de amor que sienten hacia él. Este sujeto quiere dicho amor porque es narcisista y no le interesa nada más. Cuando la ruptura llega, es cuando la mujer empieza a darse cuenta de esa actitud y rompe toda relación y deja de amar a esa persona. Es en ese momento cuando el sujeto narcisista se siente herido y reacciona de forma agresiva.

¿Es el amor enfermizo una enfermedad mental? En cierto modo sí, ya que existe una probabilidad de que un sujeto resulte un acosador, narcisista e incluso un psicópata

¿Qué parece la inclusión de la adicción a los videojuegos como un trastorno mental que ha hecho la OMS?

Creo que hay todo tipo de adicciones más relevantes, como la adicción a la comida. Para ser un trastorno tiene que interferir con tu funcionamiento y causar estrés. Si solo tienes 13 años y juegas demasiado a los videojuegos, quizás no desarrolles las mejores habilidades para enfrentarte al mundo real, pero no creo que sea un trastorno mental. Tal vez las personas que están tan involucradas que pierden su trabajo o su pareja por este tipo de problema, puedan tener un trastorno mental, pero creo que todos somos adictos. Una vez fui a un crucero. Fue solo una semana, y ya a la mitad del crucero, estuve dos días sin Internet y estaba desesperado. Pero eso no es un trastorno mental, aunque no esté bien.

¿Cómo debe ser el psiquiatra del siglo XXI?

En EE.UU., el hospital psiquiátrico más grande del mundo está en la cárcel del condado de Los Ángeles. El segundo más grande en Nueva York, una cárcel. Y el tercero en el Condado de Cook, en Chicago, otra cárcel. Básicamente hemos criminalizado la enfermedad mental. El psiquiatra del siglo XXI tiene que trabajar en cárceles, porque es allí donde están los pacientes con enfermedades graves. Sería bueno si pudieran tener un trato más humano. Además, los psiquiatras del siglo XXI deberían saber mucho sobre el cerebro, sobre medicamentos y tener conocimientos de psicoterapias.