El doctor Thomas Hilgers es el cofundador del Instituto Pablo VI, de Omaha, Nebraska
El doctor Thomas Hilgers es el cofundador del Instituto Pablo VI, de Omaha, Nebraska - ABC

Thomas Hilgers: «La Naprotecnología logra soluciones reales en problemas como la infertilidad»

El creador de este nuevo abordaje de la salud reproductiva sostiene que el método «es altamente efectivo»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Naprotecnología o «Tecnología de Procreación Natural» (de la traducción NaPro Technology) surgió hace más de tres décadas en Estados Unidos de la mano del ginecólogo y obstetra Thomas Hilgers, cofundador del Instituto Pablo VI, de Omaha, Nebraska. Pese a su larga trayectoria en países como Canadá, Irlanda, Reino Unido, Holanda o Alemania, este novedoso abordaje está llegando recién ahora a España.

La base de este sistema es el Modelo Creighton, una modificación estandarizada realizada por Hilgers sobre el Método de la Ovulación Billings, desarrollado por John y Evelyn Billings en 1960. Se trata de un sistema de monitoreo de la salud ginecológica femenina a través del registro de una serie de biomarcadores a lo largo del ciclo de fertilidad de la mujer.

Estos datos -volcados de forma sistemática en una gráfica- ofrecen una información valiosa y objetiva al médico a la hora de decidir los estudios complementarios que son necesarios en cada caso para llegar a un diagnóstico sobre las posibles causas de la infertilidad y qué días del ciclo de la mujer son los más apropiados para realizar esas pruebas.

De hecho esta metodología consigue identificar la causa de la infertilidad en el 99,5 por ciento de los casos. Hilgers explica este nuevo enfoque científico de la salud reproductiva «logra soluciones reales en problemas como la infertilidad, las alteraciones menstruales, el dolor pélvico, el aborto espontáneo recurrente y la depresión postparto».

¿Qué es la Naprotecnología? ¿Cómo se relaciona la Naprotecología con el Modelo Creighton?

Es una ciencia de la salud que utiliza el Método Creighton para ayudar a una mujer a alcanzar su estado óptimo de salud reproductiva. Su enfoque médico y quirúrgico, desarrollado a lo largo de décadas de investigación con presencia en la literatura médica revisada por pares, logra soluciones reales en problemas como la infertilidad, las alteraciones menstruales, el dolor pélvico, el aborto espontáneo recurrente y la depresión postparto.

¿Cómo comenzó y por qué?

El Instituto Pablo VI para el Estudio de la Reproducción Humana fue fundado en 1985 como respuesta a los problemas de salud reproductiva respetando plenamente la vida. Los desafíos en la encíclica Humanae Vitae de 1968 del Papa Pablo VI me impulsaron a comenzar una investigación científica aplicada a la regulación de la fertilidad natural y crear el Instituto Pablo VI para construir la cultura de la vida en la atención de la salud de las mujeres en todo el mundo. El Instituto ha desarrollado un nuevo enfoque para el cuidado de la salud de la mujer que incorpora los mejores principios de la medicina y ofrece tratamientos superiores desafiando a la medicina convencional, que se basa en la anticoncepción, la fecundación in vitro y el aborto.

¿Cuáles son las ventajas de la Naprotecnología en comparación con otras técnicas de reproducción asistida?

El enfoque de Naprotecnología para la pareja infértil tiene los siguientes objetivos:

- Se trabaja para evaluar las causas subyacentes de la anormalidad reproductiva.

- Permite el tratamiento de estas causas subyacentes.

- Ayuda a la pareja a lograr un embarazo mientras mantiene los actos naturales de procreación.

- Si el programa de tratamiento no tiene éxito, se realiza una investigación de las causas desconocidas.

- El uso de la Naprotecnología en los casos de infertilidad y/o aborto espontáneo permite observar los eventos que anteriormente se habían ignorado.

¿Cuánto tiempo se ha usado la Naprotecnología en los Estados Unidos y cuáles fueron los resultados hasta ahora?

En los EE. UU. se comenzó su investigación en 1985 y en 2004 se publicó la primera edición del libro «La práctica médica y quirúrgica de la Naprotecnología». El uso del enfoque de la Naprotecnología para el tratamiento de la infertilidad puede ser altamente efectivo e incluso aun más que los actuales. Las tasas de éxito son claramente mejores utilizando el enfoque de Naprotecnología. Su eficacia se puede ver en este cuadro.

¿Para qué tipo de pacientes se recomienda la Naprotecnología?

Para parejas con infertilidad o con los siguientes problemas de salud:

- Ovarios poliquísticos.

- Amenorrea

- Insuficiencia de los órganos reproductivos

- Endometriosis

- Defecto de la ovulación

- Disfunción hormonal.

- Adherencias pélvicas

- Oclusión tubárica

- Anovulación.

- Moco Limitado.

También en caso de alteraciones en el hombre.