Célula cáncer de pulmón
Célula cáncer de pulmón - Archivo
DÍA MUNDIAL

Sin el tabaco, el cáncer de pulmón sería una enfermedad rara

La incorporación más tardía de las mujeres al tabaquismo también está relacionada con el repunte de casos de cáncer de pulmón entre mujeres que se está experimentando en la mayor parte de los países occidentales

MadridActualizado:

El cáncer de pulmón es en la actualidad la primera causa de mortalidad por tumores entre los hombres y la tercera en las mujeres en nuestro país, según las últimas cifras disponibles. Además, la tendencia actual indica que la aparición de nuevos casos en mujeres va a seguir creciendo hasta convertirse en el tumor más habitual en las mujeres, por delante incluso del cáncer de mama.

Con motivo del día mundial del cáncer de pulmón, que se celebra hoy 17 de noviembre, el grupo de Investigación en Cáncer de Pulmón en Mujeres, ICAPEM, ha hecho una llamada de atención para que no se relajen las políticas antitabaco y se ponga el foco de las políticas de salud pública en la prevención de este tumor.

«El 80% de los casos de cáncer de pulmón está relacionado con el tabaco», señala el presidente de ICAPEM, Javier de Castro, oncólogo médico del Hospital Universitario La Paz de Madrid y especialista en tumores torácicos. «Existen también casos de cáncer de pulmón entre no fumadores, pero sin el tabaco, estaríamos hablando de una enfermedad rara y no de la epidemia que afrontamos en la actualidad».

Mantener el cumplimiento de la ley antitabaco para evitar el humo de los cigarrillos en espacios públicos, lugares cerrados y centros de trabajo es clave en esta tarea; «pero no podemos quedarnos ahí y es necesario seguir protegiendo a los fumadores pasivos (especialmente a los niños), y seguir realizando campañas para lograr la deshabituación tabáquica de un porcentaje cada vez más amplio de fumadores, con especial énfasis en los jóvenes y en las mujeres».

La incorporación más tardía de las mujeres al tabaquismo también está relacionada con el repunte de casos de cáncer de pulmón entre mujeres que se está experimentando en la mayor parte de los países occidentales; y una tendencia a la que España no es ajena. «Cuando hablamos de cáncer de pulmón, hablamos de una enfermedad que se está feminizando y todos los profesionales sanitarios debemos ser conscientes de ello para ampliar nuestro foco a la hora de sospechar de un posible diagnóstico». De hecho, aunque la frecuencia y la mortalidad de este diagnóstico han disminuido entre el sexo masculino ligeramente, la mortalidad por cáncer de pulmón en el sexo femenino ha aumentado casi un 50 % en los últimos años.

La previsiones de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertan del incremento de casos de cáncer de pulmón de aquí al año 2040. En España, concretamente, podrían aumentar los 6.914 casos que se estiman para el año 2018 a más de 8.600 en 2040.

En España, concretamente, podrían aumentar los 6.914 casos que se estiman para el año 2018 a más de 8.600 en 2040

En las últimas décadas el cáncer de pulmón ha vivido una ‘edad de oro’ gracias al desarrollo de nuevas terapias que han logrado mejorar los porcentajes de supervivencia de la quimioterapia. «Hoy en día tenemos un amplio conocimiento de los mecanismos moleculares de la enfermedad, podemos ponerle ‘apellidos’ a los tumores de cada uno de nuestros pacientes para administrar en cada caso la terapia más adecuada», explica De Castro, que añade que los próximos años van a ser claves para tratar de cronificar al menos algunos subtipos de cáncer de pulmón. Sólo con una apuesta por la prevención y la investigación conseguiremos entre todos revertir las cifras tan poco alentadoras que ahora nos alertan las previsiones».

No microcítico

Uno de los fármacos que se vislumbran prometedores para el tratamiento el cáncer de pulmón microcítico es lurbinectedina, que según Jack West, del Medical Director, Thoracic Oncology Program, Swedish Institute, «es el principal candidato potencial en segunda línea».

Este fármaco tiene un mecanismo de acción novedoso, explica el experto, ya que actúa regulando la transcripción de algunos genes. Hemos tenido muy pocos cambios en los últimos 20 años en el tratamiento de este tipo de tumor y ahora han aparecido resultados prometedores porque tiene eficacia como agente único o en combinación con otros medicamentos.

Según este experto, con la lurbinectedina, «pero incluso si la tasa de respuesta global es la mitad de lo que hemos visto, sería impresionante». Los datos han ayudado a lurbinectedina, así como el agotamiento de otros fármacos. En la actualidad, añade, «lurbinectedina es el principal candidato potencial en segunda línea».