Vacunación del VPH
Vacunación del VPH - Archivo

Sanidad implantará el cribado poblacional de cáncer de cérvix a mujeres de entre 25 y 65 años

Cuasado por el virus del papiloma humano, tanto la prevención como la detección precoz es la mejor arma que hay para el tratamiento y erradicación de este tumor

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ministerio de Sanidad implantará el cribado poblacional de cáncer de cérvix a mujeres de entre 25 y 65 años a través de una orden ministerial que entrarán en vigor el próximo 1 de julio.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha informado al Consejo de Ministros de la orden que amplía la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y ha explicado en la rueda de prensa posterior que las nuevas prestaciones supondrán una inversión de 5 millones de euros, pero que reportará «un ahorro» de 20 millones de euros por la prevención del cáncer de cérvix. En España el sexto lugar tras el de mama, colorrectal, estómago, endometrio y ovario. Supone el 3, 7 % de todos los canceres femeninos, si bien la incidencia varía según la provincia.

VPH
VPH - Archivo

El cribado de cáncer de útero consiste en la realización de citologías cada tres años a las mujeres de entre 25 y 34 y a las que tengan de 35 y 65 años se les someterá a una prueba para detectar el virus del papiloma humano de alto riesgo. En este caso, si el resultado es negativo, se repetirá a los 5 años, y si es positivo, se hará una citología.

La causa fundamental es la infección por alguno de los virus de la familia del virus del papiloma humano (VPH)

El cáncer de cérvix es una enfermedad que se puede prevenir. La causa fundamental es la infección por alguno de los virus de la familia del virus del papiloma humano (VPH). Se trata de una infección de transmisión sexual. Tras la infección y su posterior cronificación, generalmente hay una larga evolución hasta la aparición de la lesión pre-malignas y el desarrollo del cáncer invasor. Por ello, tanto la prevención como la detección precoz es la mejor arma que hay para el tratamiento y erradicación de este cáncer.

Algunos estudios han estimado que el cáncer de cuello de útero o cáncer de cérvix podría eliminarse como un problema de salud pública en la mayoría de los países a finales de siglo si se promoviera la vacunación y otras intervenciones de salud pública en todo el mundo, como el cribado.