Prostatitis

¿Que son?El término prostatitis hace referencia a un complejo sintomático caracterizado por transtornos miccionales, sexuales y perineales en mayor o

Actualizado:

¿Que son?

El término prostatitis hace referencia a un complejo sintomático caracterizado por transtornos miccionales, sexuales y perineales en mayor o menor medida, dependiendo de la causa originaria, infectiva o no. Clínicamente se distinguen varios síndromes prostáticos que han sido agrupados en una clasificación del Instituto Nacional de Salud de EEUU (Clasificación NIH) en:

  1.Prostatitis bacteriana aguda: Infección aguda de la glándula prostática

  2.Prostatitis bacteriana crónica: Infección urinaria recurrente. Infección crónica prostática.

  3.Prostatitis abacteriana crónica/Síndrome de dolor pelviano crónico: Dolor perineal o pelviano (3 meses mínimo) con síntomas variables miccionales o sexuales sin infección demostrada.

Síndrome de dolor pelviano crónico inflamatorio(leucocitos en semen, secreción prostática post-masaje o micción post-masaje)Síndrome de dolor pelviano crónico no-inflamatorio(no leucocitos en semen, secreción prostática post-masaje o micción post-masaje).

  4.Prostatitis inflamatoria asintomática: Evidencia de inflamación en biopsia, semen, secreción prostática post-masaje o micción post-masaje en ausencia de síntomas.

Síntomas

Los distintos procesos infecciosos o inflamatorios del área uretro-próstato-seminal cursan con parecida sintomatología. Las alteraciones urinarias más frecuentes son: disuria (dificultad para orinar), frecuencia y urgencia o imperiosidad miccional, tanto diurna como nocturna, micción dolorosa e incluso retención aguda de orina. En otras ocasiones predominan los síntomas sexuales: disminución del deseo, pérdida total o parcial de la erección, eyaculación dolorosa, a veces precoz, hemospermia (sangre con el semen) e infertilidad. Lo más frecuente, junto con los trastornos miccionales, es la presencia de dolor perineal que puede irradiarse hacia el pubis, región lumbosacra, escroto, pene y cara interna de muslos.

De todos los signos clínicos señalados ninguno de ellos es específico de un tipo determinado de afección prostática, excepto la forma aguda de infección de la próstata en la cual la clínica presenta unas características muy bien definidas: fiebre, mal estado general, disuria, dolor perineal espontáneo o con la micción, y en ocasiones retención aguda de orina.

Diagnostico

El diagnóstico se hará en base a la historia clínica, exploración, cultivo fraccionado de orina (Prueba de Stamey o de los 4 vasos), cultivo de semen, ecografía, estudio analítico en sangre (PSA elevado en la prostatitis aguda) y biopsia prostática en algunos casos de prostatitis crónica.

Tratamiento

En la prostatitis aguda antibióticos bactericidas adecuados para Gram negativos, que alcancen altas concentraciones en suero, buena difusión tisular y administrables por vía parenteral.

En la prostatitis crónica, antibióticos que penetren bien en el tejido prostático (liposolubles). Difunden adecuadamente al líquido prostático: tobramicina, netilmicina, trimetoprim, doxiciclina, ciprofloxacino, fosfomicina y ceftriaxona entre otros. Pautas de tratamiento de 6 a 12 semanas.

Otros tratamientos adyuvantes: fitoterapia, alfa-bloqueantes, relajantes musculares, inhibidores de la 5-&-reductasa, antiinflamatorios, cambios en los hábitos de vida.