Una planta del Amazonas mata las células del cáncer de hígado

La revista «Heliyon» publica los resultados del estudio, donde han visto que esta planta induce estrés oxidativo en las células que finalmente conlleva la muerte celular, pero solo en las células tumorales, no para las sanas

Actualizado:

Un trabajo de investigación llevado a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha descifrado el mecanismo antitumoral que ejerce una planta del Amazonas colombiano en células de cáncer de hígado humanas.

La revista «Heliyon» publica los resultados del estudio, donde han visto que esta planta induce estrés oxidativo en las células que finalmente conlleva la muerte celular, pero solo en las células tumorales, no para las sanas.

«Actualmente hay mucho interés en identificar compuestos derivados de las plantas, que puedan ser utilizados como agentes quimioterapéuticos, con capacidad para parar el crecimiento de los tumores, o para tratar la metástasis, por ejemplo», explica la doctora Jenifer Trepiana, una de las autoras del estudio.

Para su investigación, este grupo eligió la planta «Vismia baccifera», que se recogió en la Amazonia de Colombia.

«Las poblaciones indígenas la utilizan por su capacidad antiinflamatoria, o para enfermedades del tracto urinario, o enfermedades de la piel, pero nosotros la elegimos porque en estudios anteriores habíamos visto que es la que mayor capacidad antitumoral tiene en las células de cáncer de hígado que hemos utilizado», comenta la investigadora.

El estudio fue realizado in vitro, con un modelo de células tumorales de hígado humanas, y se trataron las células con el extracto acuoso de hojas de «Vismia baccifera», preparado en infusión, tal como se utiliza en la medicina tradicional indígena.

La científica valora estos resultados y ha apostado por seguir adelante con la investigación y pasar a hacer estudios en vivo, con modelos animales, «para ir superando etapas hasta conseguir que sea utilizado como terapia contra el cáncer. Aunque sabemos que este camino es muy largo», concluye.