La dieta es importante en el embarazo
La dieta es importante en el embarazo - Archivo

No exagere el consumo de grasas omega-6 durante el embarazo

Un estudio muestra que consumir demasiado de un cierto tipo de nutriente puede tener un impacto negativo en el crecimiento del bebé

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cada vez más, especialmente en las sociedades occidentales, consumimos más cantidad de grasas omega 6, especialmente ácido linoleico, que están presentes en alimentos como las patatas fritas y el aceite vegetal. Ahora, una investigación muestra que el ácido linoleico puede promover la inflamación y estar asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

El trabajo publicado en « The Journal of Physiology» demuestra que consumir una dieta que triplique la ingesta diaria recomendada de ácido linoleico podría ser perjudicial en el embarazo.

Los investigadores de la Universidad Griffith (EE.UU.) han visto cambios en ratas embrazadas que consumían una dieta rica en ácido linoleico: su hígado tenía concentraciones alteradas de proteínas inflamatorias, sus concentraciones circulantes de una proteína que puede causar la contracción del útero durante el embarazo aumentaron y una reducción en una hormona que puede regular el crecimiento y el desarrollo. Estos cambios, advierten, pueden conducir a un mayor riesgo de complicaciones del embarazo y un desarrollo deficiente de los bebés.

El ácido linoleico puede promover la inflamación y estar asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca

Si los efectos del ácido linoleico alto son los mismos en ratas y humanos, esto sugeriría que las mujeres en edad fértil deberían considerar reducir la cantidad de ácido linoleico en su dieta.

Para Deanne Skelly, autora principal del trabajo, resulta clave considerar que cuando los humanos consumen una dieta rica en ácido linoleico, la dieta también tiende a ser alta en grasas, azúcar y sal. Sin embargo, en el estudio, el único cambio en la dieta fue un ácido linoleico más alto, pero no cambios en la grasa, el azúcar o la sal.

«Es importante que las mujeres embarazadas revisen su dieta; nuestra investigación es otro ejemplo de que consumir demasiado de un cierto tipo de nutriente puede tener un impacto negativo en el crecimiento del bebé», añade.