Osificación en hueso

Investigadores españoles descubren un nuevo tratamiento para dos enfermedades óseas

El nuevo tratamiento hace frente a la osificación heterotópica y la fibrodisplasia osificante progresiva gracias a un inhibidor de la PI3Kα (BYL719

MadridActualizado:

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y de la Universidad de Barcelona (UB) han descrito la capacidad de un inhibidor de la PI3Kα (BYL719) de bloquear la formación ectópica de hueso en ratones, y que podría permitir mejorar el tratamiento de dos patologías: la osificación heterotópica y la fibrodisplasia osificante progresiva (FOP, una enfermedad ósea minoritaria).

La osificación heterotópica (OH) consiste en la aparición de osificaciones en lugares inapropiados (formación ectópica), como por ejemplo los tendones, músculos y tejido conectivo. Para esta patología existen factores de riesgo como la inmovilidad prolongada, lesiones de columna, quemaduras, operaciones de cadera y traumas musculares. «A pesar de saber ésto todavía no tenemos un conocimiento completo de las causas y el tratamiento más adecuado para la enfermedad», comenta Francesc Ventura, coordinador del estudio.

El estudio describe la capacidad de un inhibidor de la PI3-quinasa para combatir la Osificación Heterotópica y la Fibrodisplasia Osificante Progresiva en modelos preclínicos murinos

Por otra parte, la FOP es una enfermedad minoritaria, muy parecida a la OH pero que tiene su origen en una mutación genética. Los pacientes de FOP presentan mutaciones en el gen que codifica para un receptor de factores de crecimiento óseo (BMPs), el ACVR1.

La enfermedad se induce paulatinamente con episodios de inflamación que acaban resultando en la formación progresiva de hueso en músculos, tendones y ligamentos. Estas osificaciones reducen mucho la movilidad y la esperanza de vida de los afectados. Actualmente no hay tratamiento para esta enfermedad.

«Lo que hemos observado en este estudio es que, en células madre en cultivo y en modelos preclínicos de la enfermedad, el inhibidor BYL719 impide la formación ectópica de hueso inducida por las mutaciones de ACVR1», comenta Ventura.

El inhibidor BYL719 fue aprobado por la FDA el pasado mes de mayo para su utilización en pacientes de cáncer de mama metastásico. Por lo tanto, existe una gran cantidad de información sobre el uso de BYL719 en humanos. «En este estudio hemos demostrado que también puede tener un papel importante en la osificación y en el tratamiento de estas enfermedades óseas», añade Ventura.