Congreso Americano del Cáncer
Congreso Americano del Cáncer - EFE

La inmunoterapia llega por vez primera a los cánceres gástricos

Un estudio presentado por un investigador muestra que un fármaco inmunoterápico logra resultados similares a la quimioterapia en el tratamiento de algunos pacientes con este tipo de tumor

R. I.
ChicagoActualizado:

La inmunoterapia, el tratamiento que ha revolucionado el tratamiento y curación de algunos tumore está extendiendo, poco a poco a otros tumores. Ahora le ha tcado el turno al cáncer gástrico, un tumor para la que la única opción de tratamiento es la quimioetrapia desde hace muchos años, reconoce Richard Schilisky, vicepresidente de de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), quien destaca que los datos que se están presentado durante el Congreso Americano del Cáncer son muy relevantes porque «no solo aumentan la esperanza de vida, sino permite a los pacients vivir mejor».

Al trabajo al que se refiere Schilisky lo ha presentado hoy su autor principal, el investigador Josep Taberbero, del Hospital Valle de Hebrón (Barcelona), quien destacó que «por primera vez hay datos clínicos de que la inmunoterapia llega a un cáncer gástrico». Y aunque reconoce que todavía queda mucho recorrido, es un gran paso.

El ensayo clínico aleatorizado se ha llevado a cabo en pacientes con deterinadas características moleculares que, en teoría, les hace más sensibles a estos tratamientos: PD-L1-positivo, HER2-negativo. El fármaco en cuestión, pembrolizuma logro una supervivencia global comparable (no inferior) como a la quimioterapia estándar.

Los cánceres gástricos (estómago) son el quinto cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en todo el mundo

«Este ensayo muestra que pembrolizumab de primera línea es eficaz y podría brindar una nueva oportunidad para las personas recién diagnosticado con cánceres avanzados», señala Tabernero.

En opinión, todavía hay hoy día una importante necesidad insatisfecha de tratamientos para estos cánceres y estos resultados refuerzan la importancia de la investigación continua en este campo

Los cánceres gástricos (estómago) son el quinto cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en todo el mundo. Este tipo de cáncer se produce donde el esófago y el estómago se encuentran y, a pesar de ser un cáncer menos común, ha aumentado durante esta década, particularmente en las naciones occidentales, pero las razones de este aumento no están del todo claras.

Mujeres más fuertes

Un estudio llevado a cabo en más de 3.000 pacientes con cáncer de esófago y estómago ha revelado que las mujeres tienen más probabilidades de sobrevivir más tiempo que los hombres, pero experimentan más náuseas, vómitos y diarrea durante la terapia.

Los autores de este trabajo, presentado en ASCO, consideran interesantes estos hallazgos ya que podrían ayudar a adaptar el manejo de los pacientes y descubrir los que están en mayor riesgo de efectos secundarios específicos.

Las mujeres tenían significativamente más probabilidades de experimentar náuseas, vómitos y diarrea

Tras analizar los datos de cuatro grandes ensayos aleatorizados publicados previamente en el Reino Unido en los que los pacientes habían sido asignados para recibir quimioterapia antes de someterse a una cirugía para extirpar los tumores, los investigadores encontraron que las pacientes tenían significativamente más probabilidades de experimentar náuseas, vómitos y diarrea . Las mujeres también tuvieron una probabilidad significativamente mayor de vivir más que los hombres después del tratamiento para su cáncer, con un promedio de supervivencia adicional de cinco meses respecto a los hombres.

Para el autor principal, Avani Athauda, investigador clínico de The Royal Marsden NHS Foundation Trust, la investigación sugiere «que existen importantes diferencias entre los pacientes masculinos y femeninos no solo en la forma en que reaccionan a la quimioterapia, sino también cuánto tiempo sobreviven después del tratamiento para el cáncer. Para las pacientes femeninas, puede valer la pena proporcionar información adicional y asesoramiento sobre los efectos secundarios gastrointestinales cuando se prescribe quimioterapia».