Virus de la gripe
Virus de la gripe - Archivo
SALUD PÚBLICA

Gripe 2018-2019: grupos riesgo y razones para vacunarse

Mayores de 64 años, personas de cualquier edad con enfermedades crónicas u obesidad, niños a partir de los seis meses, embarazadas, y este año, como novedad, se recomienda también a personas celiacas o con enfermedad inflamatoria intestinal son los grupos de riesgo que deben vacunarse

MadridActualizado:

La gripe afectó a 800.000 personas el año pasado. Son datos del Grupo de Vigilancia de Gripe del Centro Nacional de Epidemiología y del Laboratorio de Gripe y virus respiratorios del Centro Nacional de Microbiología del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), cuyos profesionales recuerdan que la gripe no es una enfermedad banal y que la vacuna antigripal evita muchas hospitalizaciones y muertes relacionadas con gripe.

La gripe es una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones y que dura generalmente una semana. Esta infección se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general importante, tos seca, dolor de garganta y rinitis.

En España, el pasado mes de octubre comenzó la campaña de vacunación de la gripe 2018-19 y ya está activa en todas las comunidad autónomas. Es decir, cualquier persona que lo desee puede acudir a su centro de atención primaria y vacunarse.

En la pasada temporada, «la epidemia gripal se caracterizó por una circulación mixta de virus de la gripe B y A(H3N2) y una duración mayor de lo habitual», apunta Amparo Larrauri, investigadora del CIBERESP en el Centro Nacional de Epidemiología-ISCIII.

La vacuna de la gripe es la mejor forma de prevenir o disminuir la gravedad de la gripe en los principales grupos de riesgo

Los profesionales reiteran que «la vacuna antigripal es la mejor forma de prevenir o disminuir la gravedad de la gripe en los principales grupos de riesgo, porque incluso con una efectividad moderada, la vacuna antigripal previene muchos casos leves y graves de gripe, así como muertes relacionadas con gripe».

¿Quién debe vacunarse?

La vacunación antigripal está recomendada en aquellos grupos con mayor riesgo de complicaciones por gripe, en los que la enfermedad produce una mayor morbilidad y mortalidad: especialmente indicada en mayores de 64 años, personas de cualquier edad con enfermedades crónicas como cardiovasculares, neurológicas o respiratorias, o personas con obesidad, niños a partir de los seis meses, embarazadas en cualquier trimestre del embarazo, y este año, como novedad, se recomienda también a personas celiacas o con enfermedad inflamatoria intestinal. Además, se aconseja la vacunación a policías, personal sanitario, cuidadores de ancianos o enfermos, profesores o conductores de transporte público.

La vacuna de la gripe evita complicaciones
La vacuna de la gripe evita complicaciones - Archivo

Según este informe, el número de episodios de gripe evitados por la vacuna habría sido mucho mayor si se hubieran vacunado más personas del principal grupo de riesgo, las personas mayores. Sólo el 55% de los mayores de 64 años se vacunaron en la temporada 2017-18.

Razones para vacunarse

La principal razón para vacunarse es que la vacuna de la gripe es segura. El grupo de expertos insiste en que «incluso en años en que la efectividad de la vacuna antigripal es menor de lo esperado, la vacuna reduce la transmisión, la gravedad de la enfermedad y evita muertes».

No hay que olvidar que la gripe puede tener graves complicaciones en personas sanas y especialmente en personas con enfermedades asociadas. Se calcula que una de cada 4 personas con gripe atendida en el hospital tiene una neumonía, siendo la infección gripal la causa más frecuente de neumonías durante los meses de invierno. Y, aunque más de un tercio de las personas que tienen gripe tienen pocos o ningún síntoma, las personas con enfermedad asintomática también transmiten la gripe.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (SEIMC) recuerda que la gripe es muy contagiosa y se transmite por vía respiratoria (menos de 1 metro) y por contacto directo e indirecto, lo que hace de las grandes ciudades donde hay mucho contacto su lugar ideal para propagarse.

En el hospital, se estima que si un paciente tiene gripe, éste se la trasmitirá a uno de cada 4 profesionales sanitarios y a uno de cada pacientes con el que tenga contacto.