La vacunación sigue siendo la mejor defensa contra la meningitis
La vacunación sigue siendo la mejor defensa contra la meningitis - ABC

Estas son las señales de alarma de la meningitis

Reconocer sus síntomas y solicitar atención médica urgente es de vital importancia, ya que entre un 10 y 20% de los pacientes que la sufren fallecen o quedan con graves secuelas

Actualizado:

La meningitis es la primera causa de muerte por infección en niños y adolescentes. Reconocer sus síntomas y solicitar atención urgente es de vital importancia. La vacunación sigue siendo la mejor defensa contra esta enfermedad que hoy, 24 de abril, celebra su Día Mundial. Aunque puede aparecer a cualquier edad, se da con mayor frecuencia en niños menores de 5 años y jóvenes de entre 15 y 24 años.

«Los avances que se han producido en estas últimas décadas en investigación, atención sanitaria, diagnóstico, tratamiento y prevención de la meningitis están cambiando el curso de la misma. Sin embargo, todavía una de cada tres personas no sabe que la meningitis se puede prevenir», destaca el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría ( CAV-AEP). «Y lo que es más preocupante, hay personas aún que no identificar ningún síntoma de esta infección», añade. Estos datos de la encuesta que la AEP ha realizado entre la población ponen de manifiesto el gran desconocimiento que hay sobre la enfermedad. Y es que, como señala este experto «reconocer los síntomas de la meningitis es clave para poder actuar lo antes posible y evitar las consecuencias de una enfermedad que en cuestión de unas horas puede tener consecuencias fatales».

Los síntomas iniciales de la meningitis -tanto bacteriana como vírica- pueden ser similares a los de infecciones víricas como la gripe. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en el caso de que se experimente fiebre, dolor de cabeza continuo e intenso y especialmente confusión, náuseas y vómitos, convulsiones, fotofobia, dolor en las piernas, frialdad excesiva en las manos y los pies, petequias (manchas de color rojo violácea en cualquier parte del cuerpo que no desaparecen si las presionamos con el dedo) y/o rigidez en el cuello podemos estar ante una forma grave de meningitis y es necesario buscar atención médica urgente.

«En España, la meningitis más habitual es la meningitis vírica, seguida de la bacteriana. Pero mientras que, por lo general, la meningitis vírica suele ser benigna y sus consecuencias suelen ser leves, la meningitis de origen bacteriano es grave y puede ser mortal o dejar secuelas importantes si no se trata de forma inmediata», señala el doctor Santiago Trillo, Coordinador del Grupo de Estudio e Neurología Crítica e Intensivista de la Sociedad Española de Neurología ( SEN). Y es que un 30% de los pacientes que han padecido meningitis bacteriana sufren algún tipo de discapacidad importante.

La SEN estima que casi el 90% de los casos de meningitis se producen por infecciones causadas por agentes –principalmente neumococos y meningococos- que pueden transmitirse al estornudar, al toser o con el intercambio de saliva. Por esa razón, además de mantener unos buenos hábitos de higiene, hábitos saludables y evitar sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol que debilitan nuestro sistema inmune, la mayor prevención ante la meningitis es la vacunación.

«Aunque la meningitis bacteriana no es una enfermedad frecuente, conlleva una elevadísima mortalidad sin tratamiento, por lo que es una auténtica emergencia médica. Puede empeorar muy rápidamente, lo que hace que entre un 10 y 20% de los pacientes que la sufren fallezcan o permanezcan con graves secuelas», explica el doctor Santiago Trillo. «En las últimas décadas en España, gracias a la introducción de nuevas vacunas frente a las bacterias más frecuentes que causan meningitis: Haemophilus influenzae b, Neisseria meningitidis C y Streptococcus pneumoniae la incidencia de casos ha disminuido. Además el desarrollo de antibióticos ha mejorado el pronóstico de esta infección. Sin un tratamiento rápido y adecuado, esta enfermedad puede dejar secuelas como pérdidas sensoriales –principalmente sordera-, daños cerebrales, incluso daños en los tejidos del cuerpo que pueden llevar a la amputación de extremidades», concluye.

Vacunas disponibles

Actualmente, son cinco en total las vacunas que existen para hacer frente a prácticamente todos los tipos de meningitis causadas por bacterias que ocurren en la edad pediátrica. Tres de ellas llevan años incluidas en los calendarios vacunales oficiales de todas las comunidades autónomas: Haemophilus influenzae tipo b, meningococo C y, desde el 2016, la del neumococo. Además, la de los meningococos ACWY ha sido añadida recientemente y se incluirá próximamente en el calendario de todas las comunidades a los 12 años de edad. La quinta vacuna cuya implementación en los calendarios conduciría a prevenir todas las meningitis en la infancia y la adolescencia es la del meningococo B.

Respecto a la vacunación frente a este serogrupo B, el coordinador del CAV-AEP estima que «dos de cada tres familias están comprando la vacuna del meningococo B para sus hijos desde los 3 meses de edad, pero como pediatras debemos defender que cualquier niño en España tenga acceso a esta vacuna, independientemente de la renta familiar». Por este motivo, los pediatras insisten en que todas las comunidades sigan el ejemplo de Castilla y León, Canarias y Melilla, las tres que han anunciado su disposición a incluir la vacuna del meningococo B en sus calendarios oficiales.