La exposición a la contaminación deteriora la función testicular
La exposición a la contaminación deteriora la función testicular - ABC

La contaminación del aire reduce los espermatozoides

Un estudio vincula la exposición a pequeñas partículas en suspensión con una menor producción de espermatozoides

Actualizado:

La exposición a pequeñas partículas de contaminación puede llevar a una reducción en la producción de esperma, según sugiere una nueva investigación en ratones que se presenta este lunes en ENDO 2019, la reunión anual de la Sociedad Endocrina, que se celebra en Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos.

«Las tasas de infertilidad están aumentando en todo el mundo, y la contaminación del aire puede ser uno de los factores principales», afirma la investigadora principal de este trabajo, Elaine Maria Frade Costa, profesora y doctora en Derecho, de la Universidad de Sao Paulo, en Sao Paulo, Brasil. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente el 15% de la población mundial tiene problemas de fertilidad, y en la mitad de los casos es de origen masculino.

El estudio analizó el efecto de las partículas en suspensión (PM, por sus siglas en inglés) en la producción de esperma. Estas partículas en suspensión son una mezcla de partículas sólidas y gotitas de líquido que se encuentran en el aire. Se sabe que las peligrosas partículas inferiores a 2,5 micras de diámetro (PM2,5) son disruptivas del sistema endocrino en humanos y animales, que está involucrado en la reproducción, incluida la producción de esperma.

El estudio incluyó cuatro grupos de ratones. Uno fue expuesto a PM2,5 de Sao Paolo antes y después del nacimiento, desde el día en que fueron destetados de la leche de su madre hasta la edad adulta. El segundo grupo fue expuesto solo durante la gestación. Al tercer grupo se le expuso después del nacimiento, desde el destete hasta la edad adulta; y el cuarto grupo estuvo expuesto solo a aire filtrado durante la gestación y desde el momento en que fueron destetados hasta la edad adulta.

Los científicos analizaron los testículos de los ratones y su producción de esperma. Se emplearon pruebas de ADN para evaluar la expresión génica, el proceso mediante el cual los genes en el ADN proporcionan instrucciones para las proteínas. Los tubos en los testículos que producen esperma de todos los ratones expuestos mostraron signos de deterioro. En comparación con los roedores no expuestos a PM2,5, el esperma del primer grupo, que estuvo expuesto antes y después del nacimiento, fue de calidad significativamente peor.

La exposición a PM2,5 llevó a cambios en los niveles de los genes relacionados con la función de las células testiculares. El estudio encontró que la exposición a PM2,5 tras el nacimiento parecía ser la más dañina para la función testicular. Costa señala que estos cambios son epigenéticos, lo que significa que no son causados por cambios en la secuencia del ADN. Los cambios epigenéticos pueden activar o desactivar los genes y determinar qué proteínas expresa un gen.

La investigación demuestra por primera vez que la exposición a la contaminación del aire de una gran ciudad afecta a la producción de espermatozoides a través de la epigenética, principalmente en la exposición después del nacimiento, dice Costa. «Estos hallazgos proporcionan más evidencia de que los gobiernos necesitan implementar políticas públicas para controlar la contaminación del aire en las grandes ciudades», concluye.