Sólo el 55% de las personas con VIH sigue correctamente la terapia

En España, según un estudio publicado en Gaceta Sanitaria, solo el 55% de los infectados por VIH toma correctamente su medicación.

Actualizado:

Apenas el 55% de las personas infectadas por el VIH sigue el tratamiento antirretroviral de forma adecuada según un metanálisis que se publica en Gaceta Sanitaria, coordinad por Carmen Ortego, de la Universidad de Cantabria. El trabajo sugiere, además, que esta cifra, aun siendo baja, podría estar sobrestimada

El informe ha revisado un total de 23 estudios que habían analizado la adherencia al tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA) en nuestro país y publicados entre 1998 y 2008; en total, los 23 trabajos habían revisado los datos de 9.931 personas con VIH mayores de 18 años y con tratamiento antirretroviral. Según los resultados, el 72,2% de los pacientes observados eran varones, con una media de edad de 37,9 años. El 52,4% se había infectado por vía parenteral y el 46,3% por vía sexual.

Carga viral

Aquellas personas con VIH y con una carga viral inferior a las 200 copias/ml (la carga viral determina el número de copias del VIH en sangre) son los que presentaban una mejor adherencia al tratamiento antirretroviral. Por el contrario, los pacientes en un estadio más avanzado de la infección, con una carga viral superior a las 200 copias/ml, son los que menos cumplen con más del 90% de la medicación prescrita para el VIH.

Los autores señalan que los factores que podrían determinar estos resultados son la calidad de vida, el grado de angustia y las expectativas del paciente ante el tratamiento.

Los resultados de este trabajo, el primero que resume 10 años de estudios sobre la adherencia al TARGA en nuestro país, son similares o levemente inferiores a investigaciones de otros países.

El estudio revela otros factores asociados a un alto cumplimiento del tratamiento antirretroviral, como ser hombre, tener mayor edad, un nivel educativo inferior, disponer de un trabajo estable, no presentar reacciones adversas, no consumir drogas ilegales ni alcohol, no tener patología psiquiátrica o contar con el apoyo de otras personas, si bien los resultados al respecto no son todavía concluyentes.

Diagnóstico tardíoEspaña es uno de los países de Europa occidental con una mayor incidencia de VIH. La prevalencia de VIH es de 3 infecciones por cada 1.000 habitantes. Además, se calcula que casi el 30% de las personas con VIH no están diagnosticadas, según las estimaciones de la Secretaría del Plan Nacional de Sida (SPNS). Los datos del Plan Nacional del Sida indican que existe una mayor prevalencia de diagnóstico tardío en personas heterosexuales, especialmente en hombres, en personas inmigrantes, en personas mayores de 40 años y con personas con bajo nivel de formación y en riesgo de exclusión social.

El diagnóstico tardío tiene grandes implicaciones, tanto en la salud individual como en la salud pública. Las personas que no conocen su diagnóstico no pueden beneficiarse del tratamiento, por lo cual aumenta su riesgo de morbilidad y mortalidad. Por otro lado, pueden ser el origen de la infección de otras personas. Así, las estimaciones del Ministerio de Sanidad, Consumo y Política Social, apuntan a que un 54% de las nuevas infecciones que se producen se debe a las personas que no sabían que estaban infectadas.