Identifican por vez primera células madre del colon humanas

Por vez primera, se han identificado y cultivado células madre de colon en un laboratorio. Este logro, realizado por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona y publicado en la revista Nature Medicine, puede ser un avance crucial en la medicina regenerativa.

Actualizado:

Durante décadas los científicos tenían evidencias de la existencia de estas células pero no se habían identificado. Ahora, gracias al trabajo coordinado por Eduard Batlle se ha descubierto la localización exacta de las células madre en el colon humano y, además, se ha elaborado un método que permite el aislamiento y su cultivo in vitro.

El equipo de Batlle también ha establecido las condiciones para mantener con vida las células madre humanas de colon fuera del cuerpo humano: «Esta es la primera vez que se han podido cultivar CoSCs solo en el laboratorio para obtener humano líneas de células madre intetinales en las condiciones definidas en un laboratori», explica el investigador del IRB Barcelona Peter Jung, primer autor del estudio junto con Toshiro Sato, de la University Medical Center Utrecht en los Países Bajos.

Biología y cáncer

Este hallazgo que se publica en Nature Medicine llega después de más de 10 años de intensa investigación centrada en la caracterización de la biología de las células madre intestinales y su relación con el cáncer. La investigación ha sido posible gracias a la estrecha colaboración entre el equipo de Batlle y el grupo dirigido por Hans Clevers, del Instituto Hubretcht y Centro Médico Universitario de Utrecht, en los Países Bajos, y el de María A. Blasco, del Centro Nacional del Cáncer en Madrid. «Durante años, científicos de todo el mundo han estado tratando de hacer crecer tejido intestinal en el laboratorio de diferentes formas», explica Jung. «El objetivo de este estudio fue encontrar una manera de identificar y seleccionar las células de forma individual para que pudieran crecer, pero manteniendo su estado indiferenciado y proliferativa en condiciones de laboratorio».

La "receta" para aislar estas células y derivar líneas en linajes celulares estables, que además conservan la capacidad de crecimiento no diferenciado durante meses, permite ahora «abre un área nueva en la investigación con el potencial para lograr un gran avance en la medicina regenerativa», dice Jung.

La medicina regenerativa -o la idea de reparar el cuerpo mediante el desarrollo de nuevos tejidos y órganos como los viejos se desgastan-, se basa en el cultivo de nuevas células de los pacientes en los tejidos y órganos en un laboratorio. Sin embargo, apenas ahora se está empezando a avanzar en el conocimiento del principal elemento para que la medicina regenerativa se convierta en una realidad, es decir, las células madre adultas. «Ahora tenemos una plataforma ideal que podría ayudar a la comunidad científica para determinar las bases moleculares de la proliferación celular y la diferenciación gastrointestinal. También se sospecha que las alteraciones en la biología de las células madre del colon están en el origen de varias enfermedades que afectan el tracto gastrointestinal, como el cáncer colorrectal o la enfermedad de Crohn. Nuestro descubrimiento también abre el camino para empezar a explorar este emocionante campo», finaliza Jung.