¿Está relacionado el estrés con el Alzheimer?

El estrés promueve cambios neuropatológicos que también seobservan en la enfermedad de Alzheimer. Ahora, según un trabajo del InstitutoMax Planck de Psiquiatría

Actualizado:

El estrés promueve cambios neuropatológicos que también seobservan en la enfermedad de Alzheimer. Ahora, según un trabajo del InstitutoMax Planck de Psiquiatría en Munich (Alemania), se sabe que el aumento de laliberación de hormonas del estrés en ratas conduce a la generación anómala dela proteína tau en el cerebro y, en definitiva, a la pérdida de memoria.

La presencia de depósitos de proteínas en las célulasnerviosas es una característica típica de la enfermedad de Alzheimer: laalteración excesiva de la proteína tau a través de la adición de grupos fosfato- un proceso conocido como la hiperfosforilación - hace que la proteína en lascélulas se concetre en grupos. Como resultado, las células nerviosas mueren,sobre todo en el hipocampo, una parte del cerebro que juega un papel importanteen el aprendizaje y la memoria, así como en la corteza prefrontal, que regulalas funciones cognitivas superiores.

Menos del 10% de los casos de Alzheimer tienen una basegenética. Los factores que contribuyen al resto de los casos son desconocidas. Trasanalizar algunos estudios epidemiológicos, los científicos del Instituto MaxPlanck de Psiquiatría se plantearon la hipótesis de que estrés puede ser undesencadenante de la enfermedad de Alzheimer.

En colaboración con colegas de la Universidad de Minho enBraga (Portugal), los investigadores ya había demostrado que el estrés y lashormonas liberadas durante el estrés, podían acelerar el desarrollo de laenfermedad de Alzheimer. Demostraron que había una asociación entre el estrés yuna mayor hiperfosforilación de la proteína tau en el hipocampo y la cortezaprefrontal de las ratas que habían sido sometidas a estrés (durante una horadiaria durante un período de un mes. Los animales que mostraban estos cambiosen la proteína tau también presentaban déficits en la memoria que dependía deun hipocampo intacto.

Los resultados complementan trabajos anteriores que sugeríanque el estrés conduce a la formación de la proteína beta-amiloide, implicada enla enfermedad de Alzheimer. "Nuestros hallazgos demuestran que lashormonas del estrés y el estrés pueden causar cambios en la proteína tau, comolos que se presentan en la enfermedad de Alzheimer", explicó OsborneAlmeida, del Instituto Max Planck de Psiquiatría.

El próximo reto será ver cómo se aplican los resultadosobtenidos en animales en el estudio de las formas no familiares de laenfermedad de Alzheimer. "Saber el estrés puede ser un factordesencadenante de la enfermedad de Alzheimer nos ofrece nuevas posibilidades parafuturas investigaciones destinadas a prevenir y retrasar esta grave enfermedad.Además, dado que la vulnerabilidad a la depresión mayor es mayor por el estrés,será interesante conocer el papel de las moléculas tales como beta-amiloide ytau en el inicio y el progreso de esta patología", dijo Almeida