La lactancia materna beneficia tanto al niño como a la madre. Fotolia

Diez cosas que debemos saber sobre la lactancia materna

Solo un tercio de los bebés en todo el mundo reciben lactancia durante los seis primeros meses de vida, una etapa en que la OMS considera fundamental para la salud y el

Actualizado:

Solo un tercio de los bebés en todo el mundo reciben lactancia durante los seis primeros meses de vida, una etapa en que la OMS considera fundamental para la salud y el bienestar futuro adulto. Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra desde el 1 hasta el 7 de agosto, la OMS pretende fomentar esta práctica al considerarlo el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes necesarios.

Según las OMS, dar de mamar durante los seis primeros meses reduce el riesgo de infecciones gastrointestinales para el bebé y contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida. Por este motivo, la OMS ha recomendado iniciar la lactancia materna desde la primera hora de vida y mantenerla como única forma de alimentación durante los seis meses siguientes, y a partir de ese momento, incorporar alimentos inocuos combinados con la lactancia hasta, como mínimo, los dos años.

En este sentido, UNICEF destacó que la lactancia materna podría evitar cerca de un millón de muertes entre niños menores cada año si las madres en los países en desarrollo practicaran la lactancia materna y recibieran el apoyo de sus Gobiernos.

Más apoyos

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, UNICEF lanzó un llamamiento para que se apueste por «unas políticas nacionales sólidas» que apoyen esa práctica en los países en desarrollo para impedir la muerte evitable de cerca de un millón de niños debido a enfermedades como la diarrea o la neumonía. «Si la lactancia materna se promoviera con mayor eficacia y se protegiera a las mujeres de la comercialización agresiva de los sucedáneos de la leche materna, más niños sobrevivirían y prosperarían con menores tasas de enfermedades, desnutrición y retraso del crecimiento», señala el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

El responsable del fondo de la ONU dedicado a la infancia lamentó que, a pesar de «las convincentes pruebas que demuestran que la lactancia materna exclusiva evita enfermedades como la diarrea y la neumonía», las tasas mundiales de lactancia materna se han mantenido relativamente estancadas en el mundo en desarrollo.

«La lactancia materna debe ser valorada como un beneficio no solo para los bebés, las madres y las familias, sino también por el ahorro que implica para los gobiernos a largo plazo», afirma Lake. Por ejemplo, un niño que no se alimenta exclusivamente de leche materna tiene 14 veces más probabilidades de morir durante los primeros seis meses de vida que un niño alimentado de esta manera.La leche materna cumple con todas las necesidades nutricionales del bebé y es una de las mejores prácticas a favor de la supervivencia infantil, ya que el coste principal es la nutrición de la madre.

10 cosas que hay que saber sobre la lactancia materna

-Se recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida

-La leche materna es ideal para los recién nacidos y lactantes, pues les aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. -Además es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger al lactante de enfermedades frecuentes como la diarrea y la neumonía, que son las dos causas principales de mortalidad infantil en todo el mundo.-Los adultos que de pequeños tuvieron lactancia materna suelen tener una tensión arterial más baja y menos colesterol.-Además, se asocia con menores tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes de tipo 2. -De hecho, los beneficios de la lactancia son tantos que, incluso, hay datos que indican que las personas que tuvieron lactancia materna obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia. -Dar de mamar no sólo beneficia al niño sino que también favorece a la madre. -La lactancia exclusivamente materna constituye un método natural de control de la natalidad -protección del 98 por ciento durante los primeros 6 meses siguientes al parto-.-Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario en fases posteriores de la vida.-Ayuda a las mujeres a recuperar más rápidamente su peso anterior al embarazo y reduce las tasas de obesidad. -La leche artificial no contiene los anticuerpos presentes en la leche materna, y cuando no se prepara adecuadamente conlleva riesgos relacionados con el uso de agua insalubre y material no estéril o con la posible presencia de bacterias en la leche en polvo.

El apoyo a la madre es esencial

La lactancia materna requiere aprendizaje y muchas mujeres tienen dificultades al principio. Son frecuentes el dolor en el pezón y el temor a que la leche no sea suficiente para mantener al niño. Para fomentarla, hay centros sanitarios que prestan apoyo a la lactancia materna poniendo asesores cualificados a disposición de las madres.

Además, muchas mujeres que vuelven al trabajo tienen que suspender la lactancia exclusivamente materna por falta de tiempo o de instalaciones adecuadas para amamantar o extraerse y recoger la leche en el trabajo. Las madres necesitan tener en su trabajo o cerca de él un lugar seguro, limpio y privado para que puedan seguir amamantando a sus hijos. Algunas condiciones de trabajo pueden facilitar la lactancia materna, como la baja por maternidad remunerada, el trabajo a tiempo parcial, las guarderías en el lugar de trabajo, las instalaciones donde amamantar o extraerse y recoger la leche, y las pausas para amamantar.