El diagnóstico precoz del Alzheimer tiene beneficios en términos de salud, pero también económicos y sociales

El diagnóstico precoz del Alzheimer tiene beneficios en términos de salud, pero también económicos y sociales

De los 36 millones de personas en todo el mundo que viven con demencia, cerca del 33% no está diagnosticado y, por lo tanto, no puede beneficiarse de los tratamientos ni

Actualizado:

De los 36 millones de personas en todo el mundo que viven con demencia, cerca del 33% no está diagnosticado y, por lo tanto, no puede beneficiarse de los tratamientos ni de la atención médica. Este dato proviene del Informe Anual sobre el Alzheimer 2011 que hoy ha hecho público la organización Alzheimer's Disease International (ADI) y del que se desprende, según sus autores, que determinadas intervenciones son muy efectivas en las fases más iniciales de la enfermedad y que existen argumentos económicos sólidos para promover la detección de esta demencia con el fin de poder actuar cuanto antes.

El informe, coordinado por Martin Prince, del Instituto de Psiquiatría del King's College de Londres (Gran Bretaña), es el primer análisis sistemático que ha revisado las evidencias científicas del diagnóstico y actuaciones precoces sobre las demencias.

Vacío terapéutico

La mayor parte de las personas con demencia, señalan los autores del documento, son diagnosticadas en fases avanzadas de la patología, lo que causa un tremendo «vacío terapéutico». Ello hace además que las personas afectadas tenga limitado el acceso tanto a la información sobre la enfermedad, como a los cuidados médicos, los tratamientos, etc.

Prince es de la opinión que no hay una manera única de cerrar este «vacío terapéutico». Pero lo que sí es importante, dice, «es que cada país precisa de una estrategia nacional sobre demencias que promueva la detección precoz y el acceso a los cuidados».

Resultados

Algunos de los datos del informe son:

-Hay 36 millones de personas con demencia y se estima que sólo el 33% está diagnosticado. En los países más ricos, entre un20-50% de los casos están documentados, pero la situación se agrava en los países con menos recursos, donde apenas el 10% está diagnosticado.-El fracaso en la detección puede estar causado por la creencia de que la demencia es consecuencia del envejecimiento, y no se puede hacer nada. Sin embargo, ahora se sabe que la intervención precoz es muy eficaz.-Las terapias farmacológicas y psicológicas mejora su calidad de vida, su independencia y su capacidad cognitiva.

«Un diagnostico precoz, además puede transformar la forma en la que se diseñan los ensayos clínicos que investigan en nuevos tratamientos; pero antes tenemos que estar seguros de que las personas con demencia tiene acceso a intervenciones que han demostrado ser eficaces, lo que significa que los sistemas de salud nacionales deben estar preparados convenientemente», asegura Marc Wortmann, de ADI.