Beber moderadamente favorece el envejecimiento saludable en mujeres

Las mujeres de mediana edad que beben 15 gramos o menos de alcohol al día podrían tener una vida más saludable cuando sean mayores que aquellas que no beben nada o, por

Actualizado:

Las mujeres de mediana edad que beben 15 gramos o menos de alcohol al día podrían tener una vida más saludable cuando sean mayores que aquellas que no beben nada o, por contra, consumen más de dos bebidas diarias.

Así los sugieren los resultados de un estudio dirigido por el profesor Qi Sun, de la Escuela Harvard de Salud Pública, que publica PLoS Medicine. El estudio concluye que el consumo, regular y moderado de alcohol durante la mediana edad (edad promedio de 58 años) está relacionado con una buena salud en general, es decir, con el hecho de no padecer enfermedades crónicas tales como enfermedad cardiaca o diabetes, deterioro cognitivo o físico importante, o limitaciones en la salud mental cuando se superan los 70 años.

Envejecimiento exitoso

Los autores definen este buen estado de salud como «envejecimiento exitoso». Los autores usaron la información de cuestionarios de sobre alimentación en los que participaron 121.700 enfermeras inscritas en el Estudio sobre la Salud de las Enfermeras de EE.UU. (que comenzó en 1976) para evaluar el consumo de alcohol de las enfermeras en la mediana edad. Luego, los investigadores incluyeron en su análisis a la gran mayoría (98,1%) de las participantes que no eran bebedoras empedernidas y examinaron el estado de salud en las 13.984 mujeres que pasaban los 70 años.

Después de descontar otros factores, como el tabaquismo, que pueden afectar a la salud, los autores observaron que las mujeres que bebían entre un tercio y una copa por día tenían una probabilidad 20% mayor de tener una buena salud en general cuando son mayores en comparación con las no bebedoras. Además, las mujeres que tomaban esta cantidad de alcohol con frecuencia tenían una mejor salud general que las bebedores ocasionales: en comparación con las mujeres que no beben, las mujeres que bebían cinco o siete días a la semana tenían oportunidad de tener casi un 50% más de buena salud en general, cuando eran mayores.

Los autores concluyen que «estos datos sugieren que el consumo regular y moderado de alcohol en la mediana edad puede estar relacionado con una mejoría moderada en el estado general de salud entre las mujeres que sobreviven hasta edades más avanzadas».