El destino puede ser esquivo... y justo
El destino puede ser esquivo... y justo - YouTube

YouTube¡Zas! Quisieron acosarla sexualmente y se llevaron una terrible paliza de karate como respuesta

Un nuevo vídeo ha demostrado que la vida puede ser justa al enseñar como un grupo de desaprensivos con malas intenciones fueron frenados en seco por un chico que sabía artes marciales

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si, lo sabemos. La violencia nunca es buena consejera y no hay nada que no pueda resolverse con una buena y extensa charla. Sin embargo, un vídeo de YouTube ha demostrado que, de vez en cuando, un coscorrón a tiempo puede evitar más de un problema. Y es que, en el mismo se puede ver como la pareja de una chica logra reducir mediante una serie de certeros golpes de karate a un grupo de chicos que, con más chulería que cabeza, trataron de acosar sexualmente a su mujer.

La noticia en cuestión ha sido desvelada por el portal ruso « Votat.md» y, a nivel hispano, por la página web de « LaRepública.pe». La situación comienza con una pareja (marido y mujer) paseando por una ciudad alemana -que no ha sido desvelada- el pasado 26 de enero. Tal y como puede verse en el corto, ambos disfrutaban de un magnífico día en una pista de patinaje cuando, mientras se hacían un « selfie», dos sujetos se acercaron por detrás a ellos y tocaron el pelo a la joven.

La situación se puso tensa al instante pues, ante la recriminación de la chica, su pareja se adelantó para pedir explicaciones a los dos sujetos. Estos, lejos de retractarse (y tal y como puede apreciarse en el corto de YouTube) se pusieron violentos y comenzaron a empujar repetidas veces al marido. ¿Cómo respondió este? De una forma que, seguro, los agresores no podían ni imaginarse: mediante el karate.

Y es que, el afectado era un experto en artes marciales. Así pues, tras unos minutos de mamporros, todo acabó con los agresores por lo suelos arrepentidos, seguro, de haberse metido con la persona equivocada. Un error que les costó caro. Todo podría haber terminado en este punto, pere no. Tras haber acabado esta primera pelea, dos amigos de los acosadores hicieron su aparición dispuestos a vengar a sus colegas caídos. Uno de ellos, por cierto, de aspecto bastante temible.

via GIPHY

Sin embargo, el karateca no se amilanó y -a base de llaves y tortazos- acabó también con ellos. Y todo, con gran asombro para los presentes, que no pudieron entender como un chico tan enjuto pudo terminar de raíz con cuatro «enemigos». El destino, en ocasiones, es curioso.