TwitterLa brutal carta a Papá Noel de un niño escéptico

El manuscrito se hace viral después de que su madre lo comparta en Twitter

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Quedan menos de dos semanas para Nochebuena y las tradiciones ya hace tiempo que están en marcha. Las calles de las ciudades están llenas de luz, nuestros salones están decorados con el árbol de Navidad y otros adornos, las despensas y los congeladores van llenándose de víveres para las inminentes cenas. Para los más pequeños hay un rito ineludible que es el de escribir la carta con la lista de deseos para Papá Noel o los Reyes Magos. Pero no a todos les gusta, como deja claro la carta de un niño de 6 años que se ha hecho viral.

Ha sido su madre, la periodista Sarah McCammon, quien ha compartido la misiva en su cuenta personal de Twitter. Tal como ella misma ha explicado, su hijo es escéptico acerca de Santa Claus; por eso no le hizo ninguna gracia que en el colegio le pidiesen que le escribiese una carta. Los deberes son los deberes y al chaval no le quedó más remedio que cumplir... pero lo hizo a su manera. Probablemente el bonachón abuelo vestido de rojo no haya recibido jamás una carta semejante.

«Querido Papá Noel: Sólo hago esto para el colegio. Sé que tu lista de niños traviesos está vacía y que tu lista de niños buenos está vacía. Y que tu vida está vacía. No sabes qué problemas he tenido en mi vida. Adiós. No voy a decirte mi nombre». Ese es el texto que el crío dedica a Papá Noel, en una hoja garabateada que también incluye una 'aterradora' decoración. Un montón de calaveras dibujadas en los márgenes sirven para advertir al destinatario de la carta que las palabras escritas van completamente en serio.

No han sido pocos los tuiteros que se han preocupado al leer la frase sobre los supuestos «problemas» que el niño ha tenido en la vida. Su madre lo ha aclarado: «se refiere a su hermano. No llaméis a los servicios sociales». Después de más de 42.000 retuits y 124.000 'likes', Sarah McCammon admite que han sido unos días «de locura». «Sólo me gustaría decir una cosa más sobre mi pequeño escéptico: es un niño maravilloso, brillante, dulce y feliz que adora a su hermano y a su perro y le encantan las vacaciones. Simplemente le gusta estar al nivel de los adultos». Aunque ese adulto, cabría añadir, se llame Papá Noel.