Uno de los tres miembros de la familia. Al fin puede sonreir
Uno de los tres miembros de la familia. Al fin puede sonreir - El Refugio

La triste historia con final feliz de una pareja de perritos abandonados y su cachorro

«Papuchi», «Mamuchi» y «Mijita» han sido rescatados -después de cuatro meses sin dueño- por la protectora «El Refugio»

MadridActualizado:

Han sido bautizados como «Papuchi», «Mamuchi» y «Mijita», son una familia perruna y, desde hace unas pocas jornadas, cuentan al fin con un sitio en el que vivir. Su nuevo hogar es «El Refugio», una organización sin ánimo de lucro que -además de luchar contra el abandono y el maltrato de los animales- se dedica a sacarles de las calles y buscarles un hogar. Nuestros protagonistas caninos (dos canes y su cachorro) pertenecen a este grupo de mascotas. Y es que, podrán ser realojadas por esta asociación en cuanto sus miembros encuentren a una familia adptiva.

Esta triste historia con final feliz comenzó hace cuatro meses cuando Rocío -una vecina de la localidad de Antequera-, salió de su trabajo. Fue en ese momento cuando escuchó los aullidos de varios perros en una acera cercana. Como buena amante de los animales, se aproximó al lugar, preocupada por saber si necesitaban ayuda. Y así era. Al llegar a un callejón, encontró a una pareja de perros junto a su cachorro recién nacido: habían sido abandonados.

Al no tener posibilidad de acogerlos en su propia casa, los procuró alimentos y agua, y comenzó a «remover Roma con Santiago» (como ella misma afirma) para intentar encontrar a quien pudiese acogerlos en su hogar. Y así fue durante los últimos cuatro meses, hasta que finalmente contactó con la protectora «El Refugio».

El Refugio
El Refugio

Su Presidente, Nacho Paunero, se desplazó desde Madrid a Antequera para rescatar a la familia perruna al completo. Tras llevárselos al refugio, los llamaron «Papuchi», «Mamuchi» y «Mijita», les hicieron un reconocimiento completo en su centro veterinario de Madrid y emprendieron una campaña para encontrarles una familia.

«Estamos muy felices de haber podido rescatar a esta familia de perrillos tan majos, y estamos seguros de que vamos a encontrar muy rápido familias que los adopten. Y queremos dar las gracias a Rocío, Dani, su amigo Mario y a todas las personas que se preocupan por prestar ayuda a los animales que lo necesitan; si todo el mundo fuese como ellos, este planeta sería un lugar mucho más agradable para vivir», ha declarado Nacho Paunero.

Según declara Nacho Paunero, este año es el 20 aniversario de El Refugio, y tienen un muy buen motivo para celebrarlo puesto que acaban de conseguir un objetivo por el que llevan luchando desde que nació la organización; acaban de lograr el « sacrificio cero» en la Comunidad de Madrid, o lo que es lo mismo, ya no podrá ser sacrificado legalmente ningún animal en la Comunidad de Madrid, por el hecho de haber sido abandonado. Paunero ha manifestado su alegría por esta prohibición, y afirma que la protectora va a continuar trabajando para implantar el «sacrificio cero» a nivel nacional, tarea que de antemano reconocen que requerirá mucho tesón, paciencia y trabajo.