El supuesto detector de orina
El supuesto detector de orina - Youtube

¿Existe realmente el líquido delator de orina en las piscinas?

La mancha que colorea nuestro alrededor al miccionar en el agua es inexistente

Actualizado:

Todos hemos escuchado la historia —sobre todo siendo pequeños— de que si orinábamos en una piscina, una mancha azul, o roja, o verde teñía el agua para delatar al presunto artífice del «delito». También lo hemos visto en el cine, desde el policía más peculiar de la gran pantalla, hasta las clásicas comedias de Hollywood, siempre termina apareciendo ese cerco de agua coloreado. Pues bien, debemos aclarar antes de nada que el detector de orina es falso.

Pero... ¿Podemos ser «cazados» por orinar en el agua? La respuesta según Manuel Martínez Fernández de «queviral.com» sigue siendo clara. En primer lugar el hecho de que se sepa que hemos miccionado en la piscina hace que el detector, sin ser real, tenga unas propiedades disuasorias. ¿Quién se iba a atrever a orinar en una piscina sabiendo que a su alrededor tendría una mancha que le delatase?

También añade tintes científicos. Explica que no es posible que exista el detector puesto que la cantidad de orina en comparación con el tamaño de una piscina y el agua que cabe en ella es totalmente desproporcionada entre ambas y, por tanto, no habría suficiente orina para que reaccionase.

Además explica que no solo el líquido de la orina produciría la reacción con el agua, sino que el sudor podría activar también este detector por lo que sería inviable.

Por último añade que si buscamos en cualquier web dedicada al mantenimiento de piscinas, en ninguna de ellas se vende dicho producto.

Pero si es cierto que podría existir el componente. Según explican, el sulfato de cobre reacciona con la orina produciendo una mancha azulada. Por lo que si juntásemos una gran cantidad de sulfato de cobre en una piscina podríamos encontrar el producto. El problema es que no solo detectaría la orina, sino que también teñiría los trajes de baño de los culpables, y todas las partes de su cuerpo que hubiesen entrado en contacto con ambos componentes, lo que sería de poco gusto para los bañistas.