Varios aviones de la aerolínea Delta en el aeropuerto de Atlanta, Georgia
Varios aviones de la aerolínea Delta en el aeropuerto de Atlanta, Georgia - EFE

Un pasajero graba el fallo del motor de un avión antes de aterrizar de emergencia

El contratiempo provocó que la cabina se llenase de humo, pero los 148 pasajeros no sufrieron ningún daño

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Todo el mundo ha sufrido alguna vez miedo (impresión, respeto, o como queramos llamarlo) a volar. A pesar de ser uno de los medios de transporte más seguros, es cierto que el más mínimo fallo puede provocar un accidente, causando una desgracia difícil de evitar.

Aunque este tipo de fallos son anecdóticos, ocurren. El último ha sido en un vuelo Delta Flight 1425 en Estados Unidos. Uno de los motores comenzó a fallar, lo que provocó que se realizara un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de Raleigh-Durham.

Uno de los pasajeros, Logan Webb, notó que algo no iba bien en el aeroplano, por lo que miró por la ventanilla y comprobó que se estaba produciendo una avería en el motor. Webb no dudó en grabarlo y subirlo a la red social Twitter una vez estuvieron a salvo en tierra firme.

En las imágenes se puede ver como uno de los motores tiene el eje giratorio desconectado, causando una especie de luz naranja y dejando una pieza suelta. Tras aterrizar de emergencia, los 148 pasajeros fueron desalojados y ninguno sufrió ningún tipo de daños.

Otro pasajero cuenta como «el humo comenzó a llenar la cabina en la parte de atrás. Podías olerlo. Olía a metal quemado y la cabina comenzó a vibrar». En declaraciones a la cadena americana ABC, la compañía afirma que la tripulación recibió «una indicación de un posible problema con uno de los motores de la aeronave», por lo que procedieron a interrumpir el vuelo y, finalmente, no hubo que lamentar ningún incidente derivado de este contratiempo.