Un pasajero borracho la emprende a cabezazos con uno de los azafatos de un avión con destino Palma de Mallorca

El vuelo retrasó su despegue desde París dos horas y algunos de los clientes mataron el tiempo consumiendo bebidas alcohólicas

MadridActualizado:

El sábado pasado, un pasajero borracho creó el caos en uno de los aviones de la compañía EasyJet que cubría el trayecto París-Palma de Mallorca: justo antes de despegar, en un ataque de ira, la emprendió a cabezazos con uno de los tripulantes de cabina. En el vídeo que grabó otro de los pasajeros se puede ver cómo, entre el griterío de los presentes, el agresor es reducido por la policía del aeropuerto de París. Al otro lado de la nave, su víctima, el jefe de la cabina, se lleva las manos a la cabeza, donde sufrió varias heridas.

El vuelo retrasó su despegue –desde el aeropuerto parisino Charles De Gaulle– dos horas, debido a la huelga de controladores aéreos, y algunos de los pasajeros mataron el tiempo consumiendo bebidas alcohólicas. Tras embarcar, cuando los pasajeros ya iban en sus asientos, los empleados de la aerolínea se negaron a volar con los que se encontraban en claro estado de embriaguez. Al enfado por la tardanza se sumó el provocado por la resistencia de la tripulación y la tensión creció hasta tal punto que uno de los pasajeros se levantó y agredió al jefe de cabina.

Desde la compañía aérea –recoge el diario Irish Mirror–, aseguran que tomarán medidas legales contra el agresor, que fue conducido a la cárcel tras protagonizar el violento episodio. Además, han advertido: «No toleraremos amenzas o comportamientos agresivos contra nuestra tripulación y [si se dan] serán juzgados». Califican este tipo de actitudes de «inaceptables» y afirman que siempre tratarán de garantizar la seguridad de sus trabajadores y sus clientes.

No es la primera vez que se dan casos de este tipo. El pasado 15 de junio un hombre en estado de embriaguez y «armado» con una muñeca hinchable provocó que un vuelo con destino Ibiza tuviera que aterrizar en Toulouse. El avión, procedente de Irlanda del Norte y propiedad de la compañía Jet2, hizo escala a mitad de camino para desalojar a este molesto pasajero, al que han prohibido volar con esta compañía de por vida, informaron medios locales.