Sara Baluch, de 22 años, junto a la tumba de su prometido
Sara Baluch, de 22 años, junto a la tumba de su prometido - Doug Strickland/Chattanooga Times Free Press via AP

La emotiva historia tras la foto de una joven vestida de novia que llora sobre la tumba de su prometido

Mohammad Sharifi fue asesinado tres semanas antes de su boda con Sara Baluch a causa de una Xbox One

ABC
Actualizado:

Este pasado fin de semana, Sara Baluch, de 22 años, y Mohammad Sharifi, de 24, tenían programada su boda. Pero tres semanas antes, el joven era asesinado a tiros en el aparcamiento de un complejo de apartamentos en Hixson, Tennessee (Estados Unidos), tras acordar la venta de una Xbox One a un hombre llamado D'Marcus White, con el que había contactado a través del sitio de compraventa «Facebook Marketplace».

A pesar del dolor por la pérdida, Baluch quiso ser fiel a su compromiso. Llegado el día, concretamente el pasado domingo día 10, se puso su vestido de novia de gasa color marfil y se dirigió al cementerio donde reposan los restos de su prometido, a las afueras de Nashville.

«Se suponía que estaríamos juntos. Lo siento mucho, Mohammad. Lo siento mucho», decía la joven entre lágrimas y rodeada de seres queridos que se turnaban para recitar oraciones y leer el Corán. Las imágenes, llenas de emotividad, forman parte de un reportaje autorizado por la familia a «Times Free Press».

El 19 de febrero, D'Marcus White, de 20 años, disparaba a Sharifi tras acordar la compraventa de una consola. El joven ha sido acusado de homicidio criminal y robo con agravante.

En declaraciones recientes, Baluch ha señalado que la gente que les conocía decía que su amor «era tan poderoso que no podía existir en esta tierra y que la única manera de separarnos era a través de la muerte. Nuestro amor tenía que existir en un mundo diferente». La joven también ha hecho uso de sus redes sociales para homenajear a su prometido.