El río chino que la sangre tiñó de rojo durante unas horas

Los ciudadanos de Jiujiang (China) asistieron perplejos al insólito y desagradable suceso

BITÁCORAS
Actualizado:

Cuando hablamos de un 'río de sangre' solemos hacerlo para referirnos a una masacre, a un episodio funesto en el que muchas personas han resultado heridas o han perdido la vida. Con ese mismo nombre, 'Río de Sangre', se conoce en España un western de los 50 protagonizado por Kirk Douglas y Dewey Martin. Lo que probablemente nunca hayas hecho es utilizar esas palabras de forma literal. Muy a su pesar, los habitantes de la ciudad china de Jiujiang han podido hacerlo esta misma semana.

El blog Express Digest cuenta todos los detalles de este extraño acontecimiento. Fue algo fugaz, ocurrido en la mañana del pasado 12 de septiembre. El río Lianxi comenzó a teñirse de rojo y, sobre todo, a emitir un olor sencillamente repulsivo. Así lo describen los estudiantes de un instituto situado en una de las zonas de Jiujiang recorridas por las aguas. No tardaron demasiado en darse cuenta de que ese hedor era el de la sangre, que eso era lo que había cambiado el color del río.

Algunos vecinos aseguran que las aguas pasaron por varios momentos cromáticos: azul, negro, amarillo y finalmente rojo. Pero en cualquier caso, la voz de alarma provocó que las autoridades tomasen cartas en el asunto. Se recogieron muestras del líquido para analizarlo, al tiempo que la policía iniciaba el rastreo para localizar su origen. La investigación condujo rápidamente a los agentes a un matadero de cerdos. Al parecer se había producido una avería en el desagüe de aguas residuales del macelo.

Los medios de comunicación locales se hacen eco de declaraciones de un portavoz de la empresa propietaria del matadero, que habría explicado que la sangre se trata químicamente para no poner en peligro el medio ambiente. Eso sí, también habría admitido que el resultado no debía ser un agua tan roja como las que muestran las imágenes recogidas. Las autoridades de Jiujiang permanecen a la espera de los resultados de los análisis, pero ya han avanzado que emprenderán acciones para depurar responsabilidades sobre lo sucedido.