Mandy Horvarth junto a su perro
Mandy Horvarth junto a su perro - Instagram

La chica sin piernas que triunfa en Tinder

Su ingenioso perfil se ha hecho viral y le ha permitido conocer gente nueva

Actualizado:

Mandy Horvath es una chica de 26 años de Colorado, Estados Unidos que perdió las dos piernas. Hace dos años se hizo viral en medio mundo gracias a su irónico perfil de Tinder. Tras un largo tiempo ausente de esta red de contactos, la americana ha vuelto conservando su optimismo y haciendo uso del humor negro.

En el año 2014, tuvieron que amputarle las dos piernas a Horvath después de que un tren la atropellase. Estaba de fiesta y alguien le echó algo en la bebida. Cuando salió a la calle a fumar un cigarro no pudo mantener el equilibrio y cayó a las vías del tren, causando este trágico final.

Ver esta publicación en Instagram

Static jumping today, I'm excited 🤣

Una publicación compartida de Mandy Horvath (@lifeproofbionicwoman) el

Tras este fatídico hecho, la chica apenas tuvo relaciones con ningún chico debido a sus fuertes inseguridades. No obstante, un día decidió cambiar de rumbo al crearse un perfil de Tinder muy original. En su descripción, incluía frases como «Aviso: No tengo piernas, pero no te preocupes, me lo tomo paso a paso. Simplemente acéptalo». Esto lo completaba con una original enumeración:

«Mi vida fue como un tren descarriado (literalmente me atropelló un puto tren), pero aquí tienes algunos beneficios increíbles sobre ello:

-Nunca me escaparé corriendo de ti

-Parking de minusválidos

-Tecnicamente aún nado a lo perrito, incluso tengo unas piernas biónicas sexys

-Me parezco a una aspiradora, soy fácil de llevar, tengo ruedas y succiono

-No me resulta incómodo que mis pies estén por encima de mi cabeza

-Cara: 10/10. Cuerpo: 8/10. Piernas: 0,5/2.

-Mi himno: "She ain't got no legs" - Bloodhound Gang».

Su vuelta a Tinder

Tras un tiempo apartada de la red social más famosa para encontrar pareja, la americana ha vuelto, y lo ha hecho con su característico sentido del humor.

«Estoy de vuelta en Tinder. Aún sigo sin tener piernas. Pero aún tengo este sentido del humor dorado. Aún no tengo novio. He probado a ligar con un chico ciego durante un tiempo, pero no podía apreciar lo que tenía delante. Si tienes suerte te enseñaré la verdadera definición de sentarse y girar. Incluso dejaré que me llames pastelito sobre ruedas, solo chúpame un pecho y dime que soy guapa».

Hoevarth lleva una vida completamente normal. Trabaja como chef y estudia online en la Universidad de Colorado. Dejando el humor a parte, se considera una persona exigente en el amor, lo que causa, sefún ella, que su vida sentimental sea tan complicada: «Soy exigente, se necesita un tipo especial de hombre para engancharme». A pesar de ello, afronta esta nueva etapa en Tinder con ilusión y espera encontrar a alguien que realmente merezca la pena.