La actual vida del chico que vendió su riñón en 2011 para comprarse un iPhone

Actualizado:

En 2011 su historia dio la vuelta al mundo. Xiao Wang, que tenía 17 años entonces, no tenía suficiente dinero para comprar un iPhone y un iPad y solo por tenerlos, decidió vender un riñón. Una historia, la protagonizada por este joven chino, que conmocionó a su país y más allá. Ocho años más tarde, está en cama y tendrá que pasar el resto de su vida conectado a una máquina de diálisis.