Ramos, Casillas y Dudek
Ramos, Casillas y Dudek - aBC
real madrid

La «rata» que buscaba Mourinho era Dudek, dice un exjugador; otros lo niegan

Acusan al portero de filtrar que Pepe sería medio en el clásico del Bernabéu de la Liga 2010-11; otras fuentes señalan que el chivato» era otro

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Llega Benítez, conquista Valdebebas con su trabajo maratoniano y el entrenador madrileño se encuentra con el intento de incendio lejano de Dudek, un portero que fracasó en el Real Madrid y que enciende mecheros de la época de Mourinho para vender su libro. Esta es la trascendencia del Real Madrid, que todo el mundo quiere sacar provecho. ¿Qué hay de mi libro? Esa es la cuestión del portero polaco. Peligrosos son los futbolistas que en vez de hacerse famosos por su juego se hacen populares por revelar hasta la exageración cosas ocurridas en los vestuarios. El guardameta polaco Jerzy Dudek fue grande en el Liverpoool, y no fue nadie en el Real Madrid. Disputó doce partidos en cuatro temporadas, entre 2007 y 2011. Y recibió cuatro goles en el «alcorconazo copero» del Real Madrid.

Ahora ha publicado un libro en el que desvela que Mourinho llamó rata y chivato al futbolista anónimo que filtró, en el clásico liguero del Bernabéu disputado el 27 de abril de 2011, que Pepe jugaría en el centro del campo. La historia es espectacular. Porque Dudek no dice quien fue el chivato y deja entrever que Mourinho acusó a Esteban Granero. No lo dice porque algunas fuentes del vestuario afirman que fue el propio Dudek el filtrador. Otras lo niegan. Dicen que la rata no era el centrocampista. ¿Quién lo fue?

Mourinho afirmó ayer, desde Australia, que Granero no fue el chivaro. Guardiola conocía unas horas antes del partido que el central portugués sería pivote en el centro del campo. Y Mourinho preguntó a su plantilla quien fue el filtrador. El propio Dudek, para mayor inri, dejó caer la flecha en el sentido de Granero, hasta ese momento amigo de Mourinho.

Mourinho buscó el cambio de Pepe en la media para contrarrestar al Barcelona, que había ganado por 5-0 en el Camp Nou el clásico liguero anterior. En la vuelta, jornada 32, con Pepe en la media, hubo empate a un gol, tantos de cristiano y Messi.

El lunes por la tarde, Granero publicó en twitter una foto suya con Mourinho y este texto: «La lealtad tiene un corazón tranquilo y es incuestionable. Pisa fuerte allí por donde huyeron los traidores».