Gonzalo Rodríguez, a la izquierda, intenta tapar un disparo de Di María
Gonzalo Rodríguez, a la izquierda, intenta tapar un disparo de Di María - afp
fichajes

Di María no da su brazo a torcer

El argentino se reivindica con un gran partido ante la Fiorentina, aunque continúa con el cartel de transferible

eduardo de rivas
Actualizado:

Ángel Di María sigue empeñado en demostrar que puede triunfar en el Real Madrid. No está cómodo en la disciplina blanca, pero no porque no crea que tiene nivel para ser titular, sino porque no se siente valorado. Ante la Fiorentina se volvió a reivindicar, para convencer a Ancelotti una vez más, como ya ocurrió el año pasado, paraque presione y frene su salida.

La llegada de James Rodríguez lo ha sacado del once titular. Pero no solo del once, sino que el club blanco le ha puesto el cartel de transferible, algo que no va a cambiar hasta el 31 de agosto, pese a los buenos partidos que pueda realizar el argentino. En la Supercopa de Europa ya se quedó en la grada y será complicado que comience la Liga desde del césped.

El argentino sigue pendiente de ofertas y el Real Madrid confía en que alguna sea de su agrado. El club blanco pide 55 millones de euros y hasta ahora solo parecía que el PSG estaba dispuesto a poner el dinero encima de la mesa. Sin embargo, el «fair play financiero» impide al club galo hacer más fichajes sin llevarse una sanción. Tendría que vender primero a uno de sus grandes estrellas, pero no acaban de encontrarle sitio a Cavani en ningún equipo.

El Manchester United ha entrado en la puja por el interior zurdo, pero sigue sin llevar una oferta firme a las oficinas del Bernabéu. Louis Van Gaal ya ha dicho en varias ocasiones que quiere contar con el argentino en sus filas y la derrota en su debut en la Premier puede acelerar la opearción.

Mientras tanto, Di María sigue intentando demostrar que merece ser titular. Un gran partido ante la Fiorentina, con asistencia incluida en el único tanto blanco, han abierto los ojos a muchos en el Bernabéu. Su diferencia de forma y de acoplamiento con algunos de los recién llegados llaman la atención, pero el club sigue empeñado en hacer caja con el jugador.