La nueva vida de Rubén de la Red
Rubén de la Red, tras sufrir el síncope en Irún - ap
real madrid

La nueva vida de Rubén de la Red

El otrora futbolista del Real Madrid disfruta de su nueva vida como entrenador en el Cadete A de «La Fábrica»

Actualizado:

Hace hoy justo cinco años, el corazón de millones de madridistas y de amantes del fútbol se paró durante varios minutos. El de Rubén de la Red (5 de junio de 1985), uno de los jugadores con más futuro del Real Madrid y del fútbol español, estuvo a punto de hacerlo para siempre. Era 30 de octubre de 2008. Partido de dieciseisavos de final de la Copa del Rey entre el Real Unión de Irún y el conjunto merengue. Minuto trece del encuentro. El mediocentro del Real Madrid cae desplomado al suelo. Acababa de sufrir un síncope. Él, ni nadie, aún lo sabíamos, pero fue la última vez que pudimos disfrutarlo vestido de corto. Afortunadamente, aquel susto en el Stadium Gal de Irún quedó en eso, en un sobresalto. Pero dos años después, el 14 de noviembre de 2010, con tan solo 25 años, tras muchos diagnósticos y opiniones de expertos, no tuvo más remedio que anunciar la decisión más dolorosa: se retiraba del fútbol profesional.

«Es lo que hay, no me quedó otra que asimilarlo como pude. Afrontándolo con la cercanía de los míos y mirando siempre hacia delante. No está en tu mano el poder decir si sí o si no, si puedo o no puedo. Son cosas del destino. Y quizás yo tenía ese destino. No era mi día para irme y sí para dejar el fútbol», aseguraba De la Red hace un año en una entrevista en los diarios regionales de Vocento.

Tiene un desfibrilador

Rubén estuvo muchos años sin saber el por qué de aquel síncope que casi acaba en tragedia, pero por fin, hace ya unos meses, consiguieron darle un diagnóstico definitivo: «Un virus me afectó al miocardio y me hizo una cicatriz que me provoca arritmias. Por eso la decisión de retirarme creo que fue la mejor. Hay que ser prudente y mirar por la vida», asegura De la Red a ABC. El exjugador del Real Madrid siempre ha estado muy concienciado con su estado de salud. De hecho, al poco tiempo de sufrir el síncope decidió que le implantaran un desfibrilador: «Es una medida de precaución que tomé por si en alguna ocasión pudiera sufrir una parada cardiaca. Es por un tema de seguridad: en la mayoría de los casos te salva la vida el desfibrilador».

«Un virus me afectó al miocardio y me hizo una cicatriz que me provoca arritmias»Rubén comenzó entonces una nueva vida en el mundo del fútbol: dejó la parcela de 105x70 donde había crecido y se había convertido en un profesional, para ocupar un espacio más reducido pero igual o más importante: el del área técnica de un entrenador. Sí, De la Red es ahora técnico en las categorías inferiores del Real Madrid. Empezó siendo el segundo en el juvenil A, la pasada temporada dirigió el Cadete B, una de los mejores equipos de La Fábrica, y este año ya es el entrenador del Cadete A con un inicio de Liga asombroso: seis partidos, seis triunfos, con 39 goles a favor y sólo uno en contra.

Anhelo

El sueño de De La Red es entrenar algún día al Real Madrid. Aparte de su mujer y de sus dos retoños de cinco y tres años y medio, vive por y para el fútbol y para el club de sus amores. Se empapa fin de semana sí y otro también de Ancelotti, Mourinho, Guardiola, Simeone... Disfruta, aprende y mejora observando y analizando a lo más granadado del gremio. Y es que, mas temprano que tarde, estamos convencidos que De La Red volverá a saborear el aroma de la gloria eterna. Como aquella mágica noche de verano, el 29 de junio de 2008 en el Ernst Happel de Viena, la ciudad que vio nacer a Schubert y morir a Beethoven, y también coronarse a España y a Rubén campeón de Europa de selecciones.