Florentino negociará personalmente con CR7: 12,5 millones anuales y cinco años
Florentino Pérez negociará directamente con Cristiano, sin intermediarios - EFE
REAL MADRID

Florentino negociará personalmente con CR7: 12,5 millones anuales y cinco años

Hablarán en la concentración de California; el Madrid nunca le venderá y si no renueva seguirá como mínimo hasta 2015

Actualizado:

«¡No puedo ir, lo siento, no puedo!». Jorge Paulo Agostinho Mendes, más conocido como Jorge Mendes (7-1-1965, Lisboa), el hombre más poderoso del fútbol, el representante de jugadores más importante del planeta, se encontraba en Madrid y no podía acudir a recibir un premio como uno de los portugueses más importantes del mundo y especialmente de España, un galardón que otorgaba la ilustre colonia lusa residente en la capital de nuestro país. El apoderado de Cristiano, de Mourinho, de Pepe, de Coentrao y de Carvalho avisó desde por la mañana que tenía complicado ir a recoger la distinción porque negociaba un contrato importante. Conversaciones que duraron hasta la madrugada. Rápidamente saltaron las alarmas entre los periodistas presentes en el acto. Se rumoreaba que Jorge Mendes estaba reunido con Florentino Pérez y con José Ángel Sánchez para hablar del futuro de Ronaldo. El Real Madrid lo negó. El presidente ha dejado clara la situación. Dialogó con CR7 el día 1 de junio, nada más finalizar la Liga, y quedaron en abordar el asunto después de las vacaciones, en la concentración del Real Madrid en Estados Unidos: «Negociaremos tú yo directamente», manifestó el dirigente. No habrá otras personas en medio para intervenir en las conversaciones. No estará Jorge Mendes delante. Y Florentino Pérez le ofrecerá la mayor oferta económica de su trayectoria como presidente.

Será el mejor contrato que haya recibido un futbolista en España: alrededor de 12,5 millones de euros ficha netal anual, en un acuerdo por cinco temporadas. «Las dos campañas que le quedan y dos más». En algún momento se pensó en ofrecer un pacto por cuatro años, hasta 2017, pero la idea definitiva es extenderlo hasta 2018. «Si quiere, Ronaldo se puede retirar en el Real Madrid», indica el mandatario.

Jorge Mendes confirmó que la noche del premio no recogido no estaba dialogando con el Real Madrid. Abordaba el traspaso de un futbolista a un club ruso, que paga mucho y bien. Es cierto el mensaje de Florentino Pérez: «La renovación de Ronaldo, como la contratación de Mourinho, como el fichaje de Ancelotti, son asuntos que llevo yo personalemente». No los deja solo en otras manos. Hay mucho en juego y esas conversaciones deben saber gestionarse, con tacto, sin perder los puntos de unión, sin cerrar los puentes. Una vez alcanzado un acuerdo entre el máximo responsable del club y el profesional fichado, es cuando intervienen los intermediarios para concretar el convenio. Es lo que Florentino Pérez ha planificado para CR7.

Desea proponer la mayor ficha del fútbol español. Superar la que disfruta Messi, 11,8 millones. Mendes advierte que el azulgrana alcanzará los 15 millones netos anuales si gana un número de títulos y disputa una cifra de partidos. Pero es un dinero no asegurado. Hay que ganarlos y jugarlos. CR7 tendrá los 12,5 millones netos fijos. Más las primas por títulos.

Ronaldo ha dicho la verdad al destacar que no ha negociado nada sobre su futuro. Contestaba así a las filtraciones de parte, de los «Joao» de turno, que expresan en la prensa portuguesa e inglesa que las negociaciones se tornan muy difíciles, que la extensión contractual hasta 2018 se antoja imposible. El dilema de los derechos de imagen, que Ronaldo los desea íntegros, suponen el mayor distanciamiento. El Real Madrid oferta el 50 por ciento de esos derechos para cada componente de su plantilla. Es una filosofía de actuación «made in FP». Por eso, responde ante CR7 con la ficha más cuantiosa.

El capítulo que más ha impresionado a Jorge Mendes es la seguridad que tiene Florentino Pérez para atacar este toro. El año pasado ya se negó a traspasar a su estrella al PSG. Tiene definida su política: «Cristiano nunca será vendido». Es que no está en venta. El presidente desea una renovación y si el astro nunca la aceptara, se marcharía libre el 1 de julio de 2015, pero jugará las dos próximas campañas en la casa blanca. Nunca se permitirá que refuerce a un rival en estos dos próximos años.

La estrategia está trazada. El portugués es «el mejor del mundo» y el Madrid nunca se desprenderá del número uno para potenciar a un enemigo. Si se marcha, será en 2015 y porque no ha querido firmar una continuidad. El Madrid sacará el mejor jugo de CR7 hasta 2015, pues ese año habrá cumplido ya los 30.

El dirigente espera no tener que vivir esta circunstancia y rubricar una extensión de su relación con el Real Madrid. El goleador está contento con la afición y rinde en la Liga española como nunca lo hizo en su carrera. Lo lógico es que desee seguir en el equipo donde ha brillado más que nunca. Por su interés personal.