Menotti: «Llevan cinco años intentando conocer al Barcelona y aun así no pueden pararlo»
copa del rey

Menotti: «Llevan cinco años intentando conocer al Barcelona y aun así no pueden pararlo»

El entrenador argentino explica que un año sin títulos en el Real Madrid elevaría a Casillas y obligaría a Mourinho a marcharse

Actualizado:

El clásico entre Barcelona y Real Madrid sabe más a fútbol desde el prisma de una figura como César Luis Menotti, artífice del primer Mundial conquistado por Argentina. El flaco, entrevistado por Grada360, alaba el juego del Barcelona y cree que de acabar el año sin títulos, José Mourinho abandonará el Real Madrid

«Mourinho tiene facilidad para convencer a la gente, pero si el Madrid queda fuera de todo estas semanas, Casillas pasará a ser figura y Mourinho se tendrá que ir, porque el fútbol tiene esas reglas que son igual para todos», explica Menotti, al que le parece «irrespetuosa» la suplencia del capitán del Real Madrid. «Casillas es una figura –no quiero decir que sea el dueño del puesto- pero sí exige un respeto grande por su trayectoria», sostiene el argentino.

Menotti lanza flores al Barcelona justo después del tropiezo de San Siro. «Es difícil, casi milagroso, sostener un ritmo de competición desde una propuesta tan abierta como ha hecho el Barcelona todos estos años», explica el técnico en la entrevista publicada por Grada360. «Llevan cinco años intentando conocerlos y aun así no pueden pararlos», añade Menotti que, eso sí, advierte que a veces parece que el equipo «hubiera perdido la alegría; se le ve triste jugando».

En cuanto al Real Madrid Menotti destaca el plano individual por encima del colectivo. «Tiene grandes jugadores, pero es distinto al Barcelona. Tácticamente es un equipo que combate, pero que en la creación de juego tiene una enorme dependencia de sus futbolistas», cuenta el argentino. Papel protagonista, por supuesto, para Cristiano. «Es un jugador bárbaro que juega para ganar partidos. ¡Y vaya si los gana! Gana muchos, pero cuando no lo hace, el equipo juega con diez. Es lo que le pasó a Messi contra el Milán», sentencia.