Messi increpó a Karanka en el túnel: «¡Tú qué coño miras, muñeco de Mourinho!»
Arbeloa y Messi, frente a frente, dentro y fuera del campo - efe
REAL MADRID-BARCELONA

Messi increpó a Karanka en el túnel: «¡Tú qué coño miras, muñeco de Mourinho!»

El argentino se encontró con Arbeloa en el párking y le llamó «bobo», con la esposa de Álvaro, embarazada, presente

Actualizado:

El Real Madrid está «indignado» con los comportamientos de Leo Messi en el clásico copero. El club se encuentra bastante «molesto» con las actitudes del Balón de Oro, dentro y fuera del campo. Hay una realidad evidente: el argentino no era así hace unos años. Ha cambiado.

Messi comenzó a caldear el ambiente en el minuto 77, cuando se giró hacia el banquillo del Real Madrid y escupió delante de él.

Finalizado el partido, cuando los jugadores y técnicos enfilaban el túnel de los vestuarios, Messi protagonizó un segundo capítulo nada deportivo. Se dirigió a Aitor Karanka en estos términos: «¡Tú cállate, qué coño miras, muñeco de Mourinho!».

Pero la polémica no se acabó ahí. Tras la ducha y las declaraciones de los jugadores a la prensa, Leo se encontró con Arbeloa cuando el madridista estaba a punto de entrar en su coche, mientras el azulgrana caminaba hacia su autobús. El jugador número uno del mundo increpó entonces al defensa del Real Madrid, en presencia de la esposa de Álvaro, que se encuentra embarazada. Messi le llamó «bobo».

Carlota, la mujer del jugador madridista, se sorprendió: «¿A este qué le pasa?». Había muchos testigos del suceso. Un empleado del Barcelona acudió para frenar el incidente y se llevó a Lionel hacia el autobús azulgrana.

El club madrileño también está enojado por las declaraciones de Alves, que se queja de insultos racistas. La casa blanca piensa que esos hechos se producen en todos los partidos y opina que el lateral barcelonista quiere calentar el encuentro de vuelta. El mejor ejemplo de deportividad lo dio Puyol, que quitó un mechero de la mano de Piqué para que no se lo entregara al colegiado.

El enfado supremo es con Messi. Xabi Alonso le recriminó sobre el césped del Bernabéu algunos de sus comportamientos. Estaba pasado de revoluciones.