Temas

Álvaro Gil-Robles

La soledad de Ramiro Ledesma

La soledad de Ramiro Ledesma

Al llegar el momento de su ruptura con Falange Española habitó una de esas situaciones que miden la calidad humana

POR FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR Comentar

Cervantes

Quien no reconozca a la izquierda callejera será que no ha leído. Basta con los «Diarios» de don Niceto Alcalá-Zamora

IGNACIO RUIZ-QUINTANO Comentar

Frío de Getafe y sol de Vallecas

Los dos mejores equipos del mundo, sueltos en la ciudad. Eso se parece un poco al saco imperial de Roma, sólo que aquí los tesoros son puntos que valen

IGNACIO RUIZ QUINTANO Comentar

Gestoría

Rajoy no ha puesto un gobierno, sino una gestoría. Viniendo de lo de Zapatero, que parecía una peluquería en sábado de boda, no está mal

IGNACIO RUIZ-QUINTANO Comentar

Antifranquismo y democracia

«Pretender que Largo Caballero era un demócrata que merece estatua e intentar que Franco no descanse definitivamente en paz en el lugar que la inmensa mayoría de los españoles de la época consideraron absolutamente natural es volver a cometer errores que no van a aportar nada positivo a la convivencia nacional»

FERNANDO SUÁREZ GONZÁLEZ Comentar
Diarios del poder

Diarios del poder

Unos buscan confesarse; otros, publicitar sus éxitos o justificar sus fracasos. Larga es la tradición de testimonios y diarios políticos que precede a las recientes memorias de Tony Blair

eduardo gonzález calleja Comentar

«Performance» sindical

Lo de mañana no es una huelga general, sino una «performance» sindical que, si saliera bien, sería llevada a Arco 2011 para epatar a la burguesía, o como se diga eso

IGNACIO RUIZ QUINTANO Comentar
El valor del recuerdo de las víctimas

El valor del recuerdo de las víctimas

Monseñor Rouco Varela. Pese a la crisis, los fieles católicos han vuelto a demostrar su compromiso con la Iglesia y han asignado por segundo año consecutivo más fondos a través de la Asignación

Un museo en el Supremo

POR F. C.LUGO. El pasado viernes hubo un acuerdo unánime entre los grupos de la corporación provincial de Lugo. Los tres partidos con representación en la misma decidieron, a una, recurrir ante el

Grandioso Ruiz- Giménez

La figura de JRG ha sido a mi entender tan grandiosa que fue consecuente al estar con el Alzamiento del 36 y al pasar a la

CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS Comentar
La nostalgia lila

La nostalgia lila

RESULTARÍA conmovedora, de no ser por lo frustrante de su ejecutoria, la pretensión de algunos actores políticos del momento de

Las lecciones de Cambó

Las lecciones de Cambó

CUANDO se habla de Francesc Cambó pocos se toman la molestia de leer las Memorias que Alpha publicó en 1981 y ahora reedita, en formato de bolsillo, Edicions 62. Ya no hay excusa que impida sumergirse

La opción Mayor Oreja

UNA conglomeración de derecha en el centro-derecha que representa el PP podría fracturarlo, pero no dominarlo ni ofrecer su

Memoria de un jefe de Estado

«Sublime y ridículo» en opinión de Azaña, «honesto y recto» a decir de Portela Valladares, la figura de Niceto Alcalá-Zamora y

EDUARDO GONZÁLEZ CALLEJA Comentar
La lengua mordida de los políticos

La lengua mordida de los políticos

Corría la Segunda República, allá por 1934, cuando José María Gil Robles se estaba dirigiendo al Parlamento. Su discurso no debía gustar mucho a un diputado, que consideraba que las palabras del

«Charlotá» en Náquera

«Charlotá» en Náquera

LOS representantes municipales de los ciudadanos de Náquera andan a vueltas estos días con los nombres de las calles de la localidad. Se han propuesto abandonar todos los nombres que traigan causa del

400.000

En la Puerta del Sol, cuando la República, había un cartel de Gil Robles diciendo: «¡A por los trescientos!». Gil Robles quería trescientos diputados como Arquímedes quería una palanca. ¿Para qué

Himno nacional: ¿letra o chicle?

UNA de las grandes cuestiones que salpicó la acción gubernamental de la Segunda República fue el hacer y deshacer de las formaciones políticas. En definitiva, generalizando, y con la conciencia de que

CARTAS AL DIRECTOR

Más allá delabuelo de ZapateroA mi abuela paterna y a toda su familia les mataron, en la guerra civil, los llamados nacionales por ser mi abuelo representante del Gobierno legítimo del país en ese

CARTAS AL DIRECTOR

Enseñanza concertadaUn año más, los colegios concertados de Valencia se quedan pequeños. Cada vez hay más padres que huyen de la enseñanza pública y hacen cola para matricular a sus hijos en centros

La entrevista en el yate Azor

La entrevista en el yate Azor

Título: Don Juan. La defensa de la legitimidadAutor: Luis SuárezEditorial: ArielColección: Ariel BiografíasPáginas: 450Precio: 26 eurosFecha de publicación: 17-04-2007Luis Suárez compone una sólida y

¡Qué asco!

¡Qué asco!

Ha muerto una soldado española en Afganistán. ¿Se atreverá alguien a preguntar

POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS Comentar
No estamos en 1936

No estamos en 1936

«ESTO es como el 36», dicen unos a la derecha y otros a la izquierda. Para unos

Adherencias

Adherencias

ASISTO a una conferencia sobre Mujeres de la Segunda República durante un curso

Este año voy al aurrulaque

ANTONIO SÁENZ DE MIERAPresidente de Amigos del GuadarramaHay muchos motivos para acudir al Aurrulaque 2006 que celebraremos el sábado que viene a las doce de la mañana en la pradera de Navarrulaque de

Pérez-Reverte: «Soy jacobino, creo en una educación férrea y medieval»

Pérez-Reverte: «Soy jacobino, creo en una educación férrea y medieval»

El creador de Alatriste publica «No me cogeréis vivo», la recopilación de los artículos que han aparecido los últimos cinco años en «El semanal». «Lo mío es una mirada sobre el mundo, a veces un pensamiento, otras un cabreo, pero siempre un ajuste de cuentas». No deja títere con cabeza

TEXTO: TULIO DEMICHELI FOTOS: CORINA ARRANZ Comentar

70 años de una trágica huelga de tranvías

La Barcelona de los años 30, en plena resaca de la crisis mundial desencadenada por el crack de la bolsa de 1929, se vio conmovida por un recrudecimiento de los conflictos sociales y florecieron los pistoleros que lo mismo atracaban que realizaban actos de violencia cuando las huelgas se radicalizaban. El más virulento de todos fue el de la Compañía de Tranvías, de más de tres años<br>BARCELONA. La crisis económica de los años treinta alcanzó su punto más alto, en Barcelona, en 1933, lo que provocó una agudización de la llamada cuestión social: huelgas, atentados, estallido de bombas y los sabotajes y boicots; que hizo recordar, por lo trágicos, a los primeros años 20.<br>No hay ninguna duda que por extensión e intensidad de la violencia el conflicto más enconado de los de aquel año fue el de los tranvías ya que dio comienzos a principios de año y se fue extendiendo hasta julio de 1936, Sus consecuencias fueron más allá ya que muchos de los empleados de la Compañía de Tranvías, que entraron a substituir a los despedidos del 33, fueron fusilados por las patrullas de control. Después de enero del 39, le llegó el turno a los activistas sindicales que habían participado en el conflicto y las represiones derivadas del mismo. El último fusilado de la racha, el 11 de febrero de 1944, en el Campo de la Bota, fue Justo Bueno Pérez, un nombre que sonó mucho en la época, por diversos motivos.<br><strong>Los tranvías ardían, cuesta abajo<br></strong>La competencia de Metro, autobuses y trolebuses encarecía los gastos de explotación de los Tranvías, una subida de precios disminuyó el número de usuarios y la negociación de unas bases de trabajo -convenio colectivo en el lenguaje de la época- se convirtió en un calvario a lo largo del año. En abril, el Gobierno Civil ordenó el despido de 16 trabajadores; las posiciones se endurecieron y en noviembre se convocó la huelga general del transporte, que duró desde el 18 hasta el 13 de diciembre siguientes.<br>Las derechas instaladas en el poder apoyaron a las compañías: marineros de la Armada conducían los vehículos en los que sólo iba una pareja de guardias de Asalto. Empezaron los atentados, el 2 de diciembre una bomba en un poste de la parada de plaza Padró, donde giraban los tranvías, causó un muerto (un oficial del Ejército llamado Jarque y siete heridos; dias más tarde otro poste volado en Meridiana/ Montaña: 2 muertos y 2 heridos.<br>La huelga se saldó con 150 despidos, pero la campaña de sabotajes y atentados, de represalias y represiones duraría hasta el mismo estallido de la Guerra Civil. El conflicto se enquistó de tal manera que pasó por debajo del 6 de octubre del 34, de diversos estados de guerra -cuando no los provocó- y de las elecciones del Frente Popular.<br>Docenas de autobuses y tranvías fueron quemados, instalaciones fijas voladas, entre ellas las oficinas de la Compañía de Tranvías de plaza Lesseps. Algunos de los esquiroles fueron secuestrados y muertos a tiros y los coches utilizados para ello eran lavados cuidadosamente y después quemados en un descampado. Las líneas del extrarradio eran las más susceptibles de ataques, un grupo pistola en mano desalojaba un vehículo y después lo pegaba fuego. El Orden Público había sido transferido a la Generalitat y las fuerzas de seguridad bajo las órdenes del inspector general de servicios, Miguel Badía, intensificaron la represión y en numerosas ocasiones las patrullas acababan a tiro limpio con los piquetes de acción de FAI-CNT. Miembros de la policía secreta se mezclaban entre el pasaje de un tranvía y cuando llegaba el piquete, garrafa en mano, disparaban sobre el mismo. Con la declaración del estado de guerra por el 6 de octubre del 34, la única variación fue que la censura silenciara muchas de las acciones y los detenidos pasaran a disposición de la jurisdicción militar. Las cocheras y dependencias diversas fueron ocupadas por destacamentos de militares y guardias. Un centinela mató a un curioso que se asomó por una ventana de las de Lesseps. El 16 de marzo de 1935, la policía esperó a un coche ocupado por activistas en Urgel-Provenza, hubo lanzamiento de bombas de mano y una estalló debajo de un coche de la policía, dos guardias de asalto muertos y varios heridos, un sospechoso herido y detenido.<br>El nuevo paso en la escalada lo dieron los grupos de acción de la FAI, deteniendo tranvías en la calle Carolinas, cortando el trole, desfrenándolos y pegándolos fuego, como en una escena de cine fantástico, el vehículo bajaba por Mayor de Gracia y el Paseo, en llamas y cada vez a mayor velocidad, y acababa por estrellarse contra la Telefónica.<br>Gil Robles, en sus memorias, narra cómo se trasladó a Barcelona -era ministro de la Guerra-, en el verano del 35, para ordenar la declaración una vez más del estado de guerra, por estos hechos. En alguno de estos asaltos, los testigos reconocieron a Justo Bueno Pérez.<br><strong>Viejos recuerdos<br></strong>Activistas que habían estado detenidos en época de Martínez Anido afirmaron que al volver a ser detenidos en el 33/34 el trató recibido en los sótanos de Jefatura Superior de Policía no tenía nada que envidiar al del 21-22. El odio contra Badía se hizo muy intenso ya que en el se personalizaron hechos de muy variada etiología. En los círculos societarios se rumoreaba que la FAI había condenado a muerte al inspector de servicios. Éste se exilió tras el fiasco de octubre del 34, pero regresó después del 16 de febrero del 36, acogido a la Amnistía decretada por el Parlamento. Pero sus relaciones con el gobierno Companys no eran buenas y le fue retirada la escolta y el permiso de armas. Amargado y pesimista lo describe Rosend Llates en «Esser català no es gens facil», a principios de abril del 36, en el solarium de un círculo deportivo.<br>El 29 de aquel mes, al salir de su domicilio, a Miguel Badía le tocaron el hombro y pronunciaron su apellido -siempre le había molestado aquel gesto- y al volverse airado sonaron tres disparos. La última cara que vio en su vida fue la de Justo Bueno, mientras otro pistolero acababa con la vida de su hermano. Ambos agonizantes fueron llevados al dispensario de la calle Sepúlveda. Y empezó la leyenda.<br>

Francia crea una brigada especial de Policía con sede en Bayona para luchar contra ETA

Francia crea una brigada especial de Policía con sede en Bayona para luchar contra ETA

El ministro francés del Interior, Daniel Vaillant, anunció ayer a su homólogo español, Mariano Rajoy, la creación de una Brigada de Investigación e Intervención (BRI) contra ETA en la localidad francesa de Bayona. El objetivo de esta unidad, que dependerá de la Policía Judicial, es combatir el terrorismo callejero (kale borroka) y «la implantación de las estructuras de ETA» en el sur de Francia.

PARÍS. Juan Pedro Quiñonero, corresponsal Comentar
Delgado respalda el informe Gil-Robles frente a las críticas del PNV

Delgado respalda el informe Gil-Robles frente a las críticas del PNV

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Javier Delgado, defendió ayer ante la Comisión de Justicia del Congreso el informe en el que el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Álvaro Gil- Robles, denunciaba la tensión a la que están sometidos los jueces del País Vasco, entre otras situaciones asfixiantes de la libertad que se padecen en esa Comunidad.