ES NOTICIA EN ABC

Jessica Lange, chica nueva en la oficina

El mejor cine se hace ahora en la televisión, por ello cada vez más actores se pasan a la pequeña pantalla

Jessica Lange, chica nueva en la oficina
<a href="http://www.abc.es/fotos/20111110/joan-crawford-trabajo-tambien-1502038753707.html">Joan Crawford trabajó también en series como «Galería nocturna»</a> - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Jessica Lange está en la televisión. Había hecho películas para el medio. La última, «Grey Gardens» en HBO, pero series, ninguna. Ahora protagoniza «American Horror Story», que el lunes pasado estrenó Fox en España. Vamos a dejar para un festival de lugares comunes que el mejor cine se hace ahora en televisión. También que, por ello, los grandes actores no tienen ahora inconveniente en hacer televisión y antes sí. Joan Crawford trabajó muchísimo para la pequeña pantalla, sobre todo en los 60. Memorable es ese episodio de 1969 en «Galería Nocturna» donde interpreta a una ricachona ciega que se hace con los ojos de un vagabundo para poder ver solo diez minutos. Pero se produce un gran apagón en Nueva York y la complejísima operación no le sirve para nada. «Galería nocturna» era inquietante pero Jessica Lange en «American Horror Story» todavía da más miedo.

Lange es la última de las grandes actrices de cine en incorporarse a la televisión.

Antes lo hizo Glenn Close. Pero es que esta solo había hecho tele hasta «El mundo según Garp» (1982). En 2005 se incorporó como la capitán Rawline a la cuarta temporada de «The Shield». Después vendrían varias de «Daños y perjuicios». En el caso de Sally Field, que había calentado en «Urgencias», su protagonismo en «Cinco hermanos» le debió recordar a sus comienzos en la profesión, cuando era la estrella de «La monja voladora» (1967), una serie protagonizada por una monja que, efectivamente, volaba.

Meryl Streep también comenzó en televisión. Había tenido un pequeño papel en «Julia» (1977) pero fue gracias a la sufrida Inga Weiss de «Holocausto» (1978) cuando empezó a ser una cara (y una nariz) conocida. Ya como reinona de Hollywood, rodó la miniserie «Angels in America» (2003). Y últimamente, tres episodios de «Web Therapy» (2010), la comedia de Lisa Kudrow.

De Helen Mirren se puede decir que ha trabajado más en televisión. Y no solo por «Principal sospechoso», una de las grandes series policíacas de los 90. A otra británica, Vanessa Redgrave, se la recuerda por algunas series. Por «Wagner» (1983) pero también por «Música para sobrevivir» (1980), tv movie que en España se troceó. Lo más reciente ha sido «Nip/Tuck», donde hacía de madre de su hija (Joely Richardson). La última dama británica convertida en estrella de la tele es Maggie Smith por «Downton Abbey». Más casos. Elizabeth Taylor en «Norte y Sur»; Bette Davis en «Hotel» (la sustituyó Anne Baxter, lo cual tuvo que ser idea de algún fan de «Eva al desnudo»); Angela Lansbury en «Se ha escrito un crimen», e Yvonne de Carlo en «Los Monster».

Kate Winslet, otra que empezó en la tele, ha protagonizado «Mildred Pierce» y Julianne Moore quizá haga «Dope» con Todd Haynes. Moore es una clásica de la televisión. Del serial «As the World Turns». Al final es verdad que la incursión de Jessica Lange en la televisión es noticia. Pero porque para ella sí es nuevo hacer una serie. No para las demás.