ES NOTICIA EN ABC

James Cameron, en lo más profundo del océano

El director de «Titanic» y «Avatar»se alía con National Geographic para descender en las próximas semanasa 11,2 km, en la fosa de las Marianas

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

AJames Cameron le atraen las profundidades. El autoproclamado «rey del mundo» emprenderá en las próximas semanas una expedición a las casi insondables fosas Marianas de la mano de National Geographic, sociedad que el año pasado lo nombró explorador residente. La legendaria fosa, situada en el Pacífico noroccidental, al sureste de las islas Marianas y cerca de Guam, es el punto más hondo de la Tierra, 11,2 kilómetros bajo el nivel del mar.

La inmersión será posible gracias al Deepsea Challenge, un vehículo sumergible diseñado para este proyecto, que pretende explorar a fondo, nunca mejor dicho, una de las zonas más desconocidas del planeta. La expedición dará lugar, como es natural, a un próximo documental de National Geographic Channel.

«Las fosas marinas representan la última frontera que queda por explorar en nuestro planeta», ha asegurado el cineasta. Cameron, que ya utilizó una docena de sumergibles para llegar al Titanic y ha realizado decenas de inmersiones, tiene previsto pasar seis horas en el auténtico fondo del mar, donde recogerá diversas muestras, utilizables más tarde en todo tipo de investigaciones.

En los últimos días, el director de «Avatar» y su equipo han realizado varias pruebas de inmersión en Papúa Nueva Guinea, alguna de ellas a más de ocho kilómetros de profundidad, a bordo del Deepsea Challenge. El revolucionario vehículo es pilotado por una sola persona y supone un avance espectacular respecto a la época de Auguste Piccard y Jacques Piccard, que todavía mantienen el récord de inmersión a bordo del batiscafo Trieste, en 1960, precisamente donde ahora explorará Cameron.

Además del subsiguiente documental, que por supuesto incluirá imágenes en 3D, el público podrá seguir los progresos de la expedición en la web www.deepseachallenge.com, en Facebook y a través de la cuenta de Twitter @DeepChallenge. Es el signo de los tiempos.

Como curiosidad, hasta el patrocinio de esta aventura tiene su lado aventurero. En la citada expedición de los Piccard, un reloj colocado en el casco del Trieste regresó a la superficie en perfecto estado después de resistir la inimaginable presión que supone descender once kilómetros bajo la superficie. En esta ocasión se someterá a prueba un reloj de pulsera experimental de la misma casa, Rolex, con evidentes intenciones.