ES NOTICIA EN ABC
DOCUMENTAL

Lo que ETA era hace veinte años

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando a Juan José Zubieta Zubeldia le preguntaron en el juicio por el atentado a la casa cuartel de Vic si no vio a los niños antes de lanzar el coche bomba, contestó: «No es nuestro problema que los guardias civiles utilicen a los niños como escudos humanos». Zubieta es un terrorista de ETA encarcelado en la prisión lucense de Monterroso, donde cumple una condena de 1.311 años.

David Fontseca es jefe de realización en Somos.som, productora de Julia Otero. Es de Vic y siempre ha tenido en la cabeza un documental sobre el atentado. Y eso es «Mientras los niños jugaban. Crónica de un atentado» (el domingo, en Antena 3), que él mismo ha dirigido. Narra en Alta Definición (con imágenes viejunas, claro) lo que ocurrió el 29 de mayo de 1991. El titular de ABC decía: «Terrible atentado de ETA, con ataúdes blancos». Murieron diez personas, cuatro de ellas, niños. El equipo del documental ha recorrido España buscando a los protagonistas (algunos ni siquiera han podido hablar pese al tiempo transcurrido). Además de algunas víctimas, también participan los responsables políticos de la época, Corcuera, Ardanza y Jordi Pujol.

«Mientras los niños jugaban» recuerda cómo era ETA hace veinte años, cuando mataban mucho e indiscriminadamente. No cae en el sensacionalismo. La peor imagen es la famosa de Pere Tordera que muestra al guardia civil José Gálvez Barragán llevando en brazos a una niña a la que le falta medio pie. El de Emilia Lara, que perdió a su hija de 12 años, es uno de los testimonios más desgarradores. Y más desgarrador es saber (lo ha contado Julia Otero) que esa mujer ha perdido su casa en el terremoto de Lorca. El cuartel de la Guardia Civil de Vic es ahora un solar que sirve de aparcamiento. Este documental pretende que la memoria no sea un solar.