ES NOTICIA EN ABC

«21 días» propone el viernes una noche «Viviendo en el circo»

Cuatro vuelve con otro reportaje. Esta vez, Adela Úcar se adentra en el mundo circense

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hoy es día de Reyes y qué mejor broche para estas fiestas tan infantiles que pasar una tarde en el circo. Así, de la mano de Cuatro y producido por BocaBoca, Adela Úcar va a mostrar —viviendo 21 días en el circo— las luces, los brillos y porque no las sombras del considerado por muchos como el mayor espectáculo del mundo. ¿De qué manera? La intrépida periodista vivirá desde dentro este mundo de fantasía en el que todo puede ocurrir en sus pistas y ha convivido con varias familias (con serrín por sus venas) que conforman el Gran Circo Wonderland, uno de los más reconocidos de España.

Serrín en las venas

Como decimos, en Wonderland conviven varias generaciones de artistas: los Macaggi y los Fogglione. De ellas surgió hace más de 20 años el circo y con el tiempo han llegado a convertirse en todo un núcleo familiar al que se ha sumado otros profesionales circenses de distintas partes del mundo. En la actualidad, la mayor parte del espectáculo está en manos de la quinta generación, hombres y mujeres de entre 20 y 30 años, la mayoría nacidos en el circo, que participan en al menos tres números distintos.

Trapecistas, malabaristas, payasos, equilibristas, domadores. Todos ellos tienen algo en común, trabajan por y para el circo. Su oficina es una gran carpa articulada y sus hogares caravanas con las que viajan de ciudad en ciudad, mostrando un espectáculo cargado de ilusión con el que han puesto y siguen poniendo desde tiempos inmemoriales un brillo especial en los ojos de grandes y chicos.

Mañana viernes, a las 23.15 horas, la parrilla de Cuatro se convierte en un circo con varias pistas ya que los espectadores van a ser testigos de como durante «21 días» Adela Úcar va a trabajar con todos y cada uno de los artistas de este espectáculo. Ensayará números de malabarismo y acrobacias, participará en el espectáculo de los tigres y vivirá los preparativos del montaje y desmontaje para el traslado de la carpa y de todos los materiales necesarios para cada función. Además, el último día, Adela vivirá su gran prueba de fuego, su más difícil todavía, tendrá que salir a la pista y mostrar a todos —como una más de la «troupe»— lo que ha aprendido durante este tiempo. ¿Lo conseguirá?