Es Noticia
Volverte a ver

Una invitada se niega a conocer a su supuesta hermana: «Ni siquiera se nos parece»

Mari Carmen lleva toda la vida luchando por conocer a sus hermanas biológicas

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telecinco volvió a apostar la noche de los viernes por un formato que siempre acierta y conmueve al espectador en el sofá de su casa. «Volverte a ver», el formato lacrimógeno de la cadena presentado por Carlos Sobera, regresó una semana más cargado de emociones y de historias afiladas para desgarrar el corazón de la audiencia. «Volverte a ver» vive básicamente de personajes anónimos que van a contar su drama ante las cámaras, pero siempre hay algún famoso invitado para darle un poco más de gracia a la noche.

Para esta semana la invitada era Norma Duval, que recibió una bonita sorpresa de una de sus fans. No obstante la aparición de la presentadora no fue ni mucho menos lo más interesante de la noche. De hechos, este viernes «Volverte a ver» empezó por el plató fuerte de la noche.

La primera invitada se llamaba Mari Carmen, y venía con una historia de las que se ven todas las semanas en el programa. La mujer llevaba toda la vida buscando a sus hermanas biológicas, pues el padre de estas había tenido relaciones con una mujer que no era su esposa, y así nació Mari Carmen. El padre, por supuesto, siempre negó haber tenido otra hija fuera de su matrimonio.

Con los cincuenta años ya cumplidos, Mari Carmen no buscaba establecer una relación convencional de hermana con la persona que viniese a plató, pero al menos quería obtener el reconocimiento de sus familiares. El equipo de «Volverte a ver» logró llevar a plató a su hermana Puri, más de diez años mayor que Mari Carmen.

Puri, en cuanto llegó y supo por qué motivo la habían traído se negó a conocer a su supuesta hermana. Ella creía a su padre sin fisuras y no creía que Mari Carmen fuese su hermana. «Yo me creo lo que me decía mi padre, lo que dice ella es mentira. Ni siquiera se parece a nosotros en nada», le dijo la invitada a Carlos Sobera, que no daba crédito a lo que oía. Puri, tajante, dijo «me levanto y me voy, no la quiero ni ver». Y eso hizo.

A Mari Carmen se la veía contrariada con las palabras de su supuesta hermana, pero en ningún momento se enfadó ni se enfrentó con Puri. La pantalla no llegó a abrirse y, por tanto, no pudieron verse en carne y hueso. Mari Carmen, emocionada, le dijo a Sobera que «yo no esperaba recuperarla como hermana después de este tiempo. Pero sí al menos tener un contacto, vernos de ve en cuando...Pero si no quiere hay que respetarla».