Es Noticia

Volverte a ver El momento más doloroso de Ana Obregón: «Le dije a mi hijo: "No vas a morir"»

Después de ocho meses ausente, Ana Obregón ha visitado el plató de «volverte a ver» y ha concedido su entrevista más personal, en la que ha compartido con Sobera y el público el momento más doloroso de su vida

Ana Obregón habla del cáncer de su hijo Álex Lequio en Volverte a ver
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No está siendo un buen momento para Ana Obregón después de que a su hijo, Álex Lequio, le diagnosticasen un cáncer del que lleva tratándose meses. Siempre ha sido una madre abnegada y la enfermedad de su pequeño no ha sido un trago fácil de digerir para la bióloga.

La actriz dejó todos sus compromisos profesionales de lado para dedicarse por entero a su hijo y estar en todo momento al lado de Álex Lequio mientras recibía tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. A su regreso a España, Obregón ha accedido a volver a la televisión en el programa «Volverte a ver»para darle una sorpresa a uno de sus seguidores más fieles.

Lo hizo junto a Carlos Sobera y después de un recibimiento inédito. «Te lo mereces», le dijo el presentador de «Volverte a ver».

«Todo va muy bien, dentro del pronóstico que había va fenomenal. Estamos muy animados, dijo la televisiva, ausente durante «ocho meses, en los que ha hecho, confesó, el papel de su vida: «El más difícil, el de madre». «Nunca me he puesto nerviosa en un plató pero hoy sí porque no me siento Ana Obregón, me siento madre de un hijo que lo ha pasado mal», reconoció en el plató de «Volverte a ver».

«Ahora me queda lo que siempre he tenido, que amo la vida por encima de todo, que lucho con uñas y dientes por mi hijo porque me da la fortaleza. Espero que mi hijo se cure del todo, que esto se pase. Es una lucha. La gente no sé si es consciente de que en España se detectan 200.000 casos de cáncer», explicó Obregón a Sobera.

En una de sus entrevista más personales, y convertida como dijo Sobera en «Madre», en mayúsculas, la bióloga ha contado cómo está viviendo la familia la enfermedad que ha atravesado su hijo Álex, que acaba de finalizar con éxito uno de los ciclos de su tratamiento contra el cáncer en la clínica de la Universidad de Navarra.

«Lo que no tienes que hacer en ningún momento es hacer drama sobre el drama. Una madre tiene que estar con la mente fría y buscar soluciones. Y palante», contaba Ana.

«Solo he llorado dos veces en ocho meses», ha confesado. El momento más duro fue cuando le detectaron el tumor, pues estaba ella sola en el hospital, incapaz de decírselo a su hijo, Álex Lequio, dormido por la anestesia. Y lloró toda la noche. El segundo momento fue más duro si cabe. Obregón se ha abierto en canal para confesar lo dolorosa que fue la noticia, y cómo se ha enfrentado a la pregunta más dura, cuando su hijo Álex Lequio, le preguntó: «"¿Mamá, me voy a morir?", me preguntó y le dije… 'No, no te vas a morir'». «Cualquier madre se desmorona, me permití el lujo de llorar una noche entera junto a mi hijo», admitió la bióloga, que explicó a Sobera que solo pasaron 48 horas desde que se enteró de la dura noticia y se marchó a Estados Unidos.

Finalmente, Ana Obregón se derrumbó en «Volverte a ver». «Tercera vez que lloro en ocho meses», se permitió bromear. «Me emociono al ver lo fuerte que es mi hijo. No se ha quejado nunca.