ES NOTICIA EN ABC

Un viaje al centro de la ciencia ficción de la mano de James Cameron

El director estrena en España una serie documental que explora este género a través de entrevistas con algunos de los titanes del cine reciente como Steven Spielberg, George Lucas o Ridley Scott

James Cameron y Steven Spielberg, dos referentes del cine contemporáneo, en «Historia de la ciencia ficción»
James Cameron y Steven Spielberg, dos referentes del cine contemporáneo, en «Historia de la ciencia ficción» - AMC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuentan que James Cameron decidió dedicarse al cine después de ver la primera entrega de «Star Wars». Quizás sea una exageración alimentada por el paso del tiempo, pero nos viene al cuento para entender su condición de amante de la ciencia ficción, como espectador y director, a pesar de «Titanic». No en vano su primer éxito fue «Terminator», una cinta rodada con cuatro duros (6,4 millones de dólares al cambio cinematográfico) que revolucionó el género de los viajes en el tiempo. Ahora, el director rinde homenaje a todas esas películas que exploraron los límites de la realidad (y de la humanidad) con «La historia de la ciencia ficción», una serie documental que AMC estrena en España el próximo 3 de septiembre en la que el creador de «Avatar», disfrazado de periodista, se entrevista con algunos de los titanes del cine reciente como Steven Spielberg, George Lucas, Guillermo del Toro, Ridley Scott o Christopher Nolan.

A lo largo de seis episodios el cineasta analiza las diferentes aristas de un género que siempre plantea preguntas: ¿Qué nos enseñan los alienígenas acerca de la condición humana?, ¿llegaremos a otros planetas?, ¿podremos viajar al futuro?, ¿por qué nos asustan los monstruos?, ¿vendrá el apocalipsis de la mano de la inteligencia artificial? De todo eso habla Cameron con sus invitados en unas conversaciones –que la editorial Minotauro reunirá en un libro– con tantas referencias fílmicas que bien podrían considerarse clases condensadas de Historia del Cine (quizá por eso el título de la serie tenga nombre de asignatura universitaria).

Con Spielberg, a quien Cameron considera uno de los maestros de su generación, a pesar de que solo le saca ocho años, hablan del espacio y los aliens, esos que el director de «E.T., el extraterrestre» convirtió en seres bonachones llenos de amor. «Recuerdo estar mirando el cielo, como siempre hacía con mi padre, y decir: “solo podría venir algo bueno de ahí”», relata el cineasta durante la entrevista, recordando la génesis de la película. Después, ambos coinciden en señalar a Stanley Kubrick como uno de los referentes indiscutibles de la ciencia ficción. Lo mismo opina Nolan, que en un momento de su intervención describe el recuerdo mágico que conserva del reestreno de «2001: Una odisea en el espacio», que disparó la imaginación del niño de siete años que era entonces, en 1977. Y, claro, el británico admite que esta fue una de las influencias más importantes para «Interestellar», su incursión espacial. «Kubrick puso el listón muy alto para nosotros, los pobres cineastas que venimos después», bromea.

A lo largo de las conversaciones, entre anécdotas (Guillermo del Toro le confiesa que vio un OVNI cuando era joven) y revisiones de películas, se va dibujando la evolución de un género que pasó del público minoritario al blockbuster gracias a muchos de los protagonistas de esta serie. Aquí están los creadores de hitos como «Star Wars», «Jurassic Park», «Alien», «Blade Runner», «Terminator» o «Avatar», entre otras. También está, de fondo, la idea latente de que la ciencia ficción tiene el mismo poderío artístico que el drama, una realidad que, para Cameron, la Academia no ha terminado de reconocer. Se lo dice en la serie a George Lucas mientras hablan de los Oscar de 1977, cuando «Annie Hall» le arrebató el galardón a Mejor Película a «Una nueva esperanza»: «Esa pequeña y bonita historia sobre una relación y Star Wars... ¿En qué carajo estaban pensando?».