ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes El «vergonzoso» nivel de cultura de tres concursantes de «Supervivientes»

Aneth Acosta, la modelo Lidia Santos y la cantante Encarna Salazar, de Azúcar Moreno, sorprendieron cuando Lara Álvarez les preguntó por los cinco continentes

Lidia Santos y Encarna Salazar, en «Supervivientes»
Lidia Santos y Encarna Salazar, en «Supervivientes» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes» emitió este jueves su tercera gala en Telecinco, que terminó con el abandono prematuro de Violeta Mangriñán por «motivos personales» y con Jonathan Piqueras como el concursante menos votado de entre los nominados. El hijo de Cristina Pujol, la expareja de Kiko Matamoros, se midió así a Loly Álvarez por saber quien de los dos continúaba en Honduras, aunque finalmente seguirá una semana más en la isla.

Fue precisamente el instante en el que el presentador anunció que Jonathan había tenido «menos votos» que Mónica Hoyos para quedarse en el programa cuando gran parte de la audiencia cargó contra el formato. La presentadora peruana se ganó un gran número de enemigos en la primera cadena de Mediaset cuando concursó en «Gran Hermano VIP», donde fue derrotada por su archienemiga Miriam Saavedra.

Su paso por «Supervivientes» no está siendo mucho más afortunado que su odisea en «GH VIP». Sus enfrentamientos con Isabel Pantoja y las Azúcar Moreno no han pasado desapercibidos entre gran parte del público, que ha votado en favor de su expulsión. Pero el programa determinó que no fue así. «¡Tongo! ¡Tongo! ¡Qué pena! ¡Jonathan es un buenísimo concursante! ¡Solo por dar vídeos, se queda Pollos (apodo despectivo que los televidentes han puesto a Mónica)! ¡Prefiero no ver vídeos... y que se vaya la ex del ex!», sentenció una usuaria en Twitter. «No tiene sentido. Es de risa. O sea, Jonathan, un niño con un corazón enorme, hizo fuego en días, cosas que otros en otras ediciones tardaron meses y Mónica Hoyos no ha echo absolutamente nada y ha tenido 1.200 broncas. ¡Tongo!», denunció otra.

A esas acusaciones se sumaron otras poco después, cuando el programa dio paso a la «prueba de fuego», en la que los concursantes debían luchar por la inmunidad. Para ello, debían enfrentarse a las llamas propulsadas por una máquina y aguantar el calor durante el mayor tiempo posible. Fue allí donde llegaron las nuevas críticas, pues gran parte del público de «Supervivientes» reparó en que las llamas eran más intensas con unos concursantes que con otros. Especialmente flagrante fue la diferencia entre el «fuego» de Omar Montes, que tenía muy cerca las llamas, con los de Colate y Carlos Lozano. En apenas segundos, lo sucedido se convirtió en «trending topic» en Twitter.

Aunque lo más sorprendente de la velada quedaba todavía por llegar. En una prueba de destreza y cultura general, los aspirantes debían concurrir por tríos, aunque fue uno de ellos, el formado por Aneth Acosta, la modelo Lidia Santos y la cantante Encarna Salazar, el que fascinó sobremanera. Y no positivamente.

Sucedió cuando Lara Álvarez, copresentadora de «Supervivientes», enunció la pregunta de «cultura general». «¿Cuáles son los cinco continentes?». La respuesta, conocida por cualquier niño de Primaria que se precie, no la supo ninguna de las tres. «No sé», respondió Encarna, parte de Azúcar Moreno. «Asia», contestó por su parte Aneth. «Oceanía. Y el Continental. Y el Oceánico», respondió Lidia. Como no podía ser de otra manera, lo sucedido con las tres no pasó desapercibido en las redes sociales del programa. El sentimiento era unánime. «¡Es vergonzoso!».