ES NOTICIA EN ABC

Venganzas, intrigas y nuevos giros en la segunda temporada de «Acusados»

ESTRELLA ABASCAL FRAILE | MADRID
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La segunda temporada de «Acusados» será uno de los platos fuertes de Telecinco para el nuevo curso. Arrastrará los fantasmas del caso «Metrópolis», pero llegará cargada de acontecimientos completamente distintos cuya investigación pasará factura a algunos protagonistas. A unos más que a otros, como por ejemplo a Joaquín de la Torre (José Coronado), cuya única idea tras la muerte de su hijo es «la venganza», asegura el actor. También a la juez Rosa Ballester (Blanca Portillo) que, a pesar de su dureza, acaba de perder a una hija y ahora «tendrá que tener en mente y defender mucho más a su familia», explica la propia intérprete, cuyas decisiones se dirimirán entre elegir la ley o la justicia.

Pero además, una de las novedades en esta entrega es que, en la mayoría de las situaciones, el espectador será cómplice de los guionistas y conocerá datos que los propios actores desconocerán. «Eso hará que, en lugar de sorprenderse constantemente por los giros de la trama, el público participe de una manera más activa, creando una especie de interactividad», explica Goyo Quintana, director de «Acusados».

El testimonio de una niña

Una vez cerrado el caso «Metrópolis», se abre el abanico, no sólo en cuanto a las tramas, sino también por las nuevas incorporaciones: encabezados por Alejo Sauras y Mónica López, agentes judiciales que acompañarán a la juez Ballester; Tamar Novas actuará como novio de la otra hija de la juez y Joan Crosas, su mentor, evitará que cruce la línea de la legalidad. Fuera del círculo de la magistrada, José Luis García Pérez, Sonia Almarcha, José Luis Torrijo y Carmen Sánchez actuarán como piezas clave en las investigaciones.

Carmen Sánchez dará vida a Alba, una niña cuyo testimonio será vital para resolver la investigación judicial. Los descubrimientos de su padre, el periodista Rafael Espinosa, al que interpreta José Luis García Pérez, serán fundamentales para todos los personajes. Entre ellos, el papel que encarna Torrijo, un implacable asesino que no descansará hasta acabar con la vida de Alba y conseguir la información que ella posee.