ES NOTICIA EN ABC
0

El truco de un comensal que «echó para atrás» a su pareja: «No esperaba que se le cayera un cacho de oreja»

En medio de la cena Iván se soltó los lóbulos que tenía recogidos detrás de la oreja para ocultar sus dilataciones

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Así fuerón las citas de «First Dates» de este jueves.

Iban, estilista madrileño de 22 años, llegó al restaurante de «First Dates» resaltando sus peculiaridades: «A la gente le gusta tomar el sol, pero a mí no me gusta nada. Además, estéticamente es malo para la piel. Supongo que por eso me dicen que parezco un vampiro». Contó el joven que le gusta «no ser como el resto de la gente, una oveja más del rebaño. Me gusta llamar la atención y que me miren». Iban iba vestido con ropa colorida y muy llamativa, además de llevar un pendiente que era un patito de goma.

Su pareja iba a ser Raúl, un vallisoletano de 20 años que estudia magisterio. «Nunca he tenido una relación seria con un chico», reconoció Raúl, «aunque con una chica, por desgracia, sí. Es que en un pueblo pequeño ligar es difícil: hay poco donde elegir y muchos chicos no se atreven a salir del armario». Sobera los presentó frente a la barra, y la primera impresión para Iban no fue muy positiva: «Físicamente me parece muy sobrio, le faltaba algo». Los primeros compases de su charla fueron tensos y se notaba que ambos estaban muy nerviosos.