ES NOTICIA EN ABC

«Top Chef» rinde homenaje a la cocina de tradición con una octogenaria como invitada

El programa de cocina de Antena 3 celebra su tradicional homenaje a los espectadores

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Top Chef» celebró su octava entrega con el tradicional homenaje a los espectadores y cerró el programa despidiendo al controvertido Filipetti. En su primera prueba de la noche, la que ponía en juego la inmunidad, el concurso de talentos invitó a una abuela de Murcia a cocinar en el plató del programa uno de sus platos preferidos. Las patatas con bacalao de Ana se convirtieron en el reto a batir por grupo de concursantes.

Si el plato de la invitada se convertía en el mejor de la prueba, ningún concursante podría disfrutar de la inmunidad en esta entrega, pero si alguno era capaz de superar la receta de la abuela podría hacerse con la inmunidad y tendrá garantizada la continuidad en el programa.

Durante la prueba, Filippeti aprovechó todo el tiempo de cocinado para copiar los pasos de la invitada, porque nunca había hecho un guiso aunque lleva instalado en España 16 años. Algunos disfrutaron de la prueba, otros no pudieron contener las emociones sobrepasados por los recuerdos de su infancia. Rakel fue una de las más afectadas. Durante la prueba, explicó que no había disfrutado de sus abuelos. Además, a sus 32 años ya no cuenta con la compañía de sus padres.

La melancolía se apoderó de esta primera prueba que acabó premiando el trabajo de Marcano, que tuvo una posición privilegiada en la prueba exterior. El concursante se libró de cocinar y pudo disfrutar de la comida que elaboraaron sus compañeros.

Sigüenza acoge la prueba grupal

Distribuidos en tres casa, los concursantes se entfrentaron al segundo homenaje del programa de Antena 3 a los telespectadores. En tres equipos, los aspirantes se instalaron en las casas de tres seguidores del programa de Sigüenza (Guadalajara) y se enfrentaorn a la elaboración de un primer plato y un postre con los ingredientes que se encontraron en sus neveras.

Después de servir a los invitados, decidieron que Rakel y Richard merecían ser salvados, por lo que evitaron enfrentarse a la última oportunidad que esta semana proponía reinventar la receta de macarrones con tomate.

De los cuatro aspirantea que se enfrentaban a la prueba de eliminación, solo dos consiguieron alcanzar el nivel que exigía el jurado: Víctor y Melissa. Por tanto la expulsión quedo en manos de Filipetti y Montoro. Al final, el jurado decidió que fuese el primero el que recogiera sus cuchillos y se marchara para siempre de las cocinas de «Top Chef».