ES NOTICIA EN ABC

Todo es mentira Las consignas de un «santuario vegano» en televisión: «Comer animales es fascista»

Las fundadoras de «Almas veganas» comparan las jaulas de gallinas con campos de concentración y piden abandonar el consumo de huevos

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como ya es habitual, «Todo es mentira» contó también esta semana con los protagonistas de algunas de las informaciones más virales que circulan por internet. Además de dar cabida a los terraplanistas, aquellos que defienden que la curvatura del planeta es una conspiración, el espacio de Risto Mejide ha dado voz a las creadoras de «Almas Veganas», un autodenominado «santuario animal» famoso en la red por sus proclamas contra el consumo de huevos: «No queremos que violen a las gallinas».

A través de su cuenta de Twitter, el colectivo proclamó que «los huevos son de las gallinas», que merecen una «vida tranquila y digna», motivo que ha llevado a las activistas a separarlas de los gallos «porque no queremos que las violen». Tras estas declaraciones, «Todo es mentira» no dudó en interpelar a las jóvenes sobre sus motivaciones para poner en marcha el santuario. «Comer huevos genera la explotación de las gallinas desde que nacen hasta que mueren. Los pollos son separados de las gallinas y, cuando la gallina no pone, es asesinada. Esto es consecuencia directa de nuestro consumo», reiteraron.

A juicio de las creadoras de esta asociación, los consumidores de huevos «son cómplices de la opresión». Una de las entrevistadas, de hecho, afirma en uno de sus vídeos que las jaulas de gallinas son «campos de concentración» y que los críticos con el argumentario de «Almas veganas» «son personas fascistas y tránsfobas [...] Os invito a todos a ir a mataderos y a granjas para ver cómo están los animales», concluyó.

Tras su aparición en «Todo es mentira», las fundadoras de «Almas veganas» denunciaron a través de su canal de Youtube las «burlas» del espacio de Cuatro a cuenta de su lenguaje inclusivo: «No creemos en el género hombre-mujer y creemos que les persones humanes son muy diversas. Se está banalizando con un tema muy serio», denunciaron. Asimismo, «Almas veganas» reiteró su argumentario: «Los huevos son de las gallinas. Comérselos es robárselos y financiar la esclavitud animal. Cada día matan a millones de animales y, con ello, destruyen el planeta [...] Comer animales es fascista», concluyeron.

Aquí puedes ver uno de sus últimos vídeos: