ES NOTICIA EN ABC

Telemadrid «salvamiza» su programación con el entretenimiento «made in» Telecinco

La cadena pública ha optado por rellenar su parrilla con formatos de éxito del pasado y fórmula que han dado éxito en cadenas privadas nacionales

Fran Rivera en la última entrega de «Aquellos maravillosos años», en Telemadrid
Fran Rivera en la última entrega de «Aquellos maravillosos años», en Telemadrid - RTVM
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telemadrid ha sido una cadena autonómica que ha ido cambiando a lo largo del tiempo. Hace años, era una televisión que era referente de información entre los madrileños, al igual que de entretenimiento. Sin embargo, con el paso de los años, la población fue dejando de seguir la cadena pública, prefiriendo el contenido ofertado por otras cadenas nacionales.

Sin embargo, desde el 2017 la cadena autonómica ha ido viviendo grandes cambios en lo que se refiere a la programación. No solo han cambiado de imagen corporativa, sino que con ella también han querido optar por una estrategia que consideraban más atractiva para el espectador. El objetivo: que el ente público volviera a ser un medio de referencia entre los madrileños y así tener aun más vocación de cumplir con su cometido.

Sin embargo, la estrategia por atraer espectadores pasó de intentar ofrecer un contenido riguroso en lo informativo a hacer programas de entretenimiento que contentaran al espectador. Si en este país hay una cadena que entiende del entretenimiento es Telecinco, que se ha consolidado año tras año como líderes de audiencia. Y si hay un programa que se ha mostrado imbatible en el tiempo, ha sido «Sálvame». Por ello, Telemadrid parece hacer apostado por acercarse a una estrategia de «salvamización» de la programación.

Según la parrilla que ha quedado conformada tras el arranque de la temporada, a primera hora «Buenos días Madrid» sirve para que los ciudadanos comiéncen la jornada. Contenidos informativos y de entretenimiento se dan la mano en un plató que bien recuerda a los de cualquier matinal de una cadena privada.

Al filo de las 12.30 horas, es María Rey la que ofrece sus «120 minutos», un espacio que, en origen, comenzó como un lugar de debate sobre política para luego ir perdiendo cualidades informativas por un contenido que incluía sucesos y temas de consumo, más aceptado por los espectadores.

Tras los Telenoticias, es el cine Wéstern el que continúa amenizando la primera franja de la tarde, uno de los pocos contenidos que no se han visto modificados en la cadena desde el cambio de imagen corporativa. Sin embargo, en vez de tener doble ración de películas, ahora la segunda ha sido sustituida por «Está pasando», un magazine presentado por José Luis Vidal e Inés Ballester, que ha creado una tertulia femenina en la tarde —al más puro estilo de «Amigas y conocidas», que ella misma presentaba—.

Inés Ballester en «Está pasando»
Inés Ballester en «Está pasando» - RTVM

Al término de «Está pasando», es hora del mítico «Madrid directo», en el que Inmaculada Galván sigue presentando como si el tiempo no hubiera pasado, pero ahora de la mano de Emilio Pineda. Con los reporteros a pie de calle, es el programa encargado también de hacer el seguimiento en directo de acontecimientos importantes de la capital, como las celebraciones deportivas de los equipos madrileños o las procesiones de Semana Santa, entre otros.

Y, después de la segunda edición del Telenoticias, un nuevo access ha llegado: «El madroño» —la pasada temporada conocido como «Aquí hay madroño»—. Recuperando el espíritu del «Aquí hay tomate», Carmen Alcayde regresa a este formato, en su edición autonómica, de la mano de David Valdeperas. De esta forma, Telemadrid recupera también el tipo de espacio que presentó en su momento Víctor Sandoval y Francine Galvez, «Mamma mía».

David Valdeperas y Carmen Alcayde en «El madroño»
David Valdeperas y Carmen Alcayde en «El madroño» - RTVM

A la hora del prime time, Telemadrid ha conservado sus programas estrella, como «Mi cámara y yo» (jueves) y «Madrileños por el mundo» (martes). Además, el cine rellena dos de las noches en el momento de la máxima audiencia, los lunes y los sábados. Además, los viernes se ha establecido el día de «Huellas de elefante», con Goyo González. Rememorando lo que en su día logró «Hormigas blancas», repasan la vida de grandes personajes del corazón para descubrir secretos aun no revelados.

Una de las grandes apuestas de la cadena para este nuevo curso se ha colocado, finalmente, los miércoles, con los «Aquellos maravillosos años» de Toñi Moreno. Siendo muy similar al «¡Qué tiempo tan feliz!» de María Teresa Campos, cuentan diferentes épocas de la vida de famosos, con los que cuentan en el mismo plató.

Toñi Moreno es la presentadora de «Aquellos maravillosos años», en Telemadrid
Toñi Moreno es la presentadora de «Aquellos maravillosos años», en Telemadrid - RTVM

Por último, los domingos hay una doble emisión: primero, llega la «Vuelta al cole» de personalidades reconocidas que se sumergen en el universo de una clase de niños y conversan con ellos, algo similar a lo que han realizado infinidad de cadenas de televisión. Después, «La cuenta por favor» juega a ser un «Ven a cenar conmigo», pero en lugar de «gourmet edition», un «restaurant edition». Son propietarios de establecimientos hosteleros los que se visitan unos a otros para sacar a relucir las vergüenzas de los otros.

Uno de los casos más llamativos de imitación ha sido el realizado por el espacio «De todo corazón». Desde que «Socialité» empezó a caldear la media mañana de los fines de semana, con María Patiño al frente, Telemadrid creó un formato muy similar, pero presentado por Sonia Ferrer. Los fines de semana, entre las 13.10 y 14.00 horas (dando paso al Telenoticias), la información del corazón se ofrece, de una manera bastante blanca, en la cadena pública.